Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Autonomías > Cataluña

Hacienda vigilará que Comín no dedique "ni un euro" de Salud al ‘procés’

El Gobierno amenaza con cortar la financiación a Cataluña si la destina al referéndum independentista

El consejero de Salud, Antoni Comín, y el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
Hacienda vigilará que Comín no dedique "ni un euro" de Salud al ‘procés’
Redacción
Viernes, 21 de julio de 2017, a las 14:30
El Gobierno ha llegado este viernes a un acuerdo por el que condiciona el pago a Cataluña de las partidas del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a que la Generalitat le remita semanalmente una garantía de que no destina fondos a la organización del referéndum independentista del 1 de octubre, según ha anunciado el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo

Esta decisión implica un control de gasto sobre todas las Consejerías del Govern, entre las que se incluye la Consejería de Salud, por lo que se pasará a exigir una certificación semanal de gastos e ingresos a todos los interventores de las Consejerías, responsables económicos financieros de las entidades en las que no existan interventores delegados así como al director general de Presupuestos y al de Política Financiera.

El Ministerio de Hacienda verificará cada uno de los certificados que la Generalitat debe de enviar semanalmente. Si no se cumple con este envío las personas detalladas en el acuerdo incurrirían en responsabilidad civil. Si se detectaran gastos que vulneran lo declarado por el Tribunal Constitucional se podría paralizar la entrega de dinero a Cataluña, cortando por ende los fondos destinados a la Sanidad catalana. 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo ha enumerado una serie de cargos que deberán remitir semanalmente una información certificando que no han iniciado el pago de partidas orientadas a la celebración del referéndum.

El ministro portavoz ha reccalcado en este sentido que se trata de una "medida preventiva" para evitar que el dinero público se dirija a un fin distinto de aquel para el que lo necesitan los ciudadanos, que son los servicios públicos y no sufragar una consulta ilegal. El Fondo de Liquidez Autonómica reserva este año para Cataluña un total de 3.600 millones de euros.