Comín pedirá la suspensión cautelar de los artículos 2.2 y 3.2



05 feb 2016. 15.07H
SE LEE EN 1 minuto

Antoni Comín.

Redacción. Barcelona
El consejero de Salud de la Generalitat catalana, Antoni Comín, ha anunciado este viernes que presentará de forma "inmediata" un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo (TS) contra el Real Decreto que regula la prescripción enfermera. Según esta norma, los enfermeros no pueden indicar fármacos ni tratamientos sin la autorización de un médico.

Tras reunirse con este colectivo, Comín ha argumentado la impugnación por razones de fondo y forma, además de avanzar que, como pidió el colectivo, solicitarán la "suspensión cautelar" del artículo 3.2, que versa sobre la prescripción colaborativa, y la del 2.2, relacionado con la acreditación para la indicación autónoma.

El consejero ha mostrado una "preocupación máxima" por la situación de inseguridad jurídica de los enfermeros propiciada por el decreto, el consejero ha subrayado que han acelerado las negociaciones con enfermeras y médicos para consensuar una regulación catalana propia de prescripción enfermera.

ENLACE RELACIONADO

El abogado del Estado acusa a los enfermeros de “intrusismo” e “ilícitos penales” (02/02/16)

La OMC pide a los médicos que trasladen “formalmente” todas sus órdenes a los enfermeros (01/02/2016)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.