Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Autonomías > Cataluña

El CatSalut no se da por aludido por el Constitucional para frenar el 1-O

David Elvira asegura que la situación actual no pone en peligro los pagos a los proveedores sanitarios

David Elvira, director del Catsalut.
El CatSalut no se da por aludido por el Constitucional para frenar el 1-O
Joana Huertas
Martes, 19 de septiembre de 2017, a las 18:00
A pesar de que el Tribunal Constitucional decretó que las autoridades sanitarias catalanas tenían el “deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión” de la consulta por la autodeterminación que quiere celebrar la Generalitat de Cataluña el próximo 1 de octubre, esta cuestión no parece haber quedado del todo clara a David Elvira, director general del Servicio Catalán de Salud (CatSalut).
 
En declaraciones exclusivas a Redacción Médica, ha apuntado que “el Constitucional no detalla" este aspecto en el requerimiento que le hizo llegar de manera personal, una obligación judicial, en suma bloquear la consulta, que le habría llegado a él, a Antoni Comín, consejero de Salud de Cataluña; a Josep Maria Argimon i Pallas, subdirector del Servicio Catalán de la Salud; a Cristina Nadal i Sanmartín, Directora del Área de atención sanitaria del Servicio Catalán de la Salud y a Xavier Rodríguez Guasch, Director de Servicios del Departamento de Salud.

Sobre el empleo de centros de salud o infraestructura del CatSalut como colegios electorales, tan solo ha precisado que “el Gobierno y el presidente explicarán todo los detalles de lo que se vaya a hacer sobre esta cuestión”.

Por otro lado, parece que los proveedores sanitarios de Cataluña no tendrán que preocuparse por el ‘embargo’ del Ministerio de Hacienda y sus consecuencias. Elvira asegura que los pagos a todos los proveedores sanitarios de Cataluña están asegurados.
  

"El sector farmacéutico debe adaptarse a su principal cliente, el sistema público"


Sistema público
 
Elvira ha visitado Madrid para dar la conferencia inaugural del III Congreso de Relaciones Institucionales. El responsable del CatSalut, que en el pasado trabajó precisamente en este ámbito en Sanofi, ha advertido de que el sector debe adaptarse “a un cliente que supone más del 90 por ciento del negocio, el sistema público”.
 
Por ello ha considerado  que el futuro de los profesionales de este ámbito, y de las compañías, debe consistir en “pasar del marketing estándar al marketing de pagadores”.
 
En este sentido, ha reclamado que la industria proponga, además de los productos y los estudio, “instrumentos para la compra de innovación. Hay que sofisticarla. A veces falta ofrecer a la administración pública opciones realistas, soluciones. Es curioso que esto siempre parta de las Administraciones Públicas, y no forme parte del dossier de lo que proponen los laboratorios”.
 
También ha considerado que las compañías se han de adaptar más a los intereses de cada comunidad autónoma y ofrecer una “evaluación multicriterio, más allá de la evaluación económica clásica, y dar elementos de decisión más allá del umbral económico”.
 
Ha indicado que Cataluña va a empezar a utilizar la evaluación multicriterio en ámbitos como el de los medicamentos huérfanos  o en determinadas enfermedades oncológicas. “El coste-utilidad en ellos no funciona”.
 
Críticas
 
Sin embargo, Elvira también tiene críticas para el bando público. Ha reconocido que existe escasa transparencia en el ámbito de las decisiones de precio en España, necesaria para que los laboratorios conozcan qué orienta una decisión u otra. “En transparencia y regulación, en España llegamos un poco tarde. Aquí la Administración tiene que poner las herramientas. EL mejor antídoto de la sospecha es la transparencia, que también tiene que formar parte de la industria”.
 
Por otro lado, afirmado que “al pagador no solo le interesa la autorización, sino el posicionamiento terapéutico. Para algunos productos y áreas este esfuerzo debería ser europeo, aunque no incorpore el precio”.