Covid: Cataluña no descarta aislamientos domiciliarios y cierre de escuelas

La consejera de Presidencia, Meritxell Budó pide evitar desplazamientos que no sean "estrictamente necesarios"

Meritxell Budó, consellera de la Presidencia y portavoz del Govern
Covid: Cataluña no descarta aislamientos domiciliarios y cierre de escuelas
sáb 24 octubre 2020. 14.00H
El confinamiento domiciliario, similar al implantado en marzo, es una de las posibilidades que baraja el Govern catalán para frenar el avance del Covid-19, tal y como anunciaba la portavoz y consellera de Presidencia, Meritxell Budó. Esta restricción, traería "probablemente" aparejado el cierre de las escuelas en la comunidad.

De momento, la medida es solo un planteamiento sobre la mesa y "no está prevista su implantación de manera inmediata", según aclaraba la consellera en el programa ‘Vía Lliure’ de Rac1. Su propuesta contrasta con la planteada por el director general de Centros Públicos y presidente del Consorcio de Educación de Barcelona, Josep González Cambray, partidario de mantener abiertos los centros educativos , asegurando que son los entornos "más seguros" que hay actualmente en la pandemia. Como prueba, señalaba el hecho de que ningún centro está completamente confinado y el "95 por ciento de alumnos sigue las clases de forma presencial". 

En sus declaraciones, Budó también ha justificado la necesidad del estado de alarma en Cataluña que permita amparar legalmente la declaración de un 'toque de queda' para limitar horarios nocturnos. De hecho, su intención es que se decrete "cuanto antes", por lo que ve un obstáculo que no sea hasta este domingo cuando se celebre el Consejo de Ministros extraordinario.

Aún así, la portavoz es partidaria de establecer diferencias claras respecto al estado de alarma decretado en el mes de marzo, el cual considera que restó competencias al Govern. "Este nos han garantizado que será diferente, ya que nos mantendrá las competencias y la Generalitat será la autoridad delegada competente", aclaraba, segura de que en este caso, la intención es dar "cobertura jurídica" a los gobiernos autonómicos para endurecer las medidas pertinentes y "acelerar" el proceso al no tener que esperar al "visto bueno del Tribunal". 

Evitar desplazamientos que no sean "estrictamente necesarios" 


Con todo, desde la Consellería recomiendan que nadie "se mueva si no es estrictamente necesario". "Está claro que se puede ir a pasear cerca del municipio, pero no hacer grandes desplazamientos", puntualizó Budó, quien apela a la responsabilidad de la ciudadanía para no tomar medidas más drásticas. 

El Govern plantea instaurar un 'toque de queda' que limite movimientos entre las once de la noche y las 6 de la mañana, superior al que hoy entra en vigor en la Comunidad de Madrid. "Sería lo más razonable, yo no veo alargarlo hasta las 7 de la mañana. Quizás sería avanzar a las 22 horas como máximo", reconocía Budó. Con ello, el Ejecutivo catalán no pretende "detener la actividad laboral" sino restringir la movilidad "que tiene que ver con el ocio y tiempo libre". Fue hace una semana cuando Cataluña decretó el cierre de bares y restaurantes durante 15 días con motivo del coronavirus.

El próximo lunes será cuando se decida si mantener la medida o promover su reapertura dependiendo de la evolución del virus. Aún así, la portavoz asegura que no se contemplan nuevas restricciones relacionadas con el mundo del ocio, por ejemplo en teatros y cines. También ha dicho que el estado de salud del secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ingresado por coronavirus, "va mejorando".




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.