Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25
Autonomías > Cataluña

Comín reconoce sus retos imposibles: mejora salarial y estabilidad laboral

El consejero de Salud se dirigió a la profesión durante el cuarto congreso del sindicato Metges de Catalunya

Antoni Comín, consejero de Salud (en el centro); junto al expresidente, Albert Tomàs; y el exsecretario general, Francesc Duch.
Comín reconoce sus retos imposibles: mejora salarial y estabilidad laboral
Juanma Fernández
Miércoles, 15 de junio de 2016, a las 15:45
El cuarto Congreso de Metges de Catalunya (MC) contó al final de la jornada con la presencia del consejero de Salud,  Antoni Comín. Este reconoció el papel esencial de los trabajadores sanitarios para amortiguar las carencias que habían traído los ajustes del “quinquenio negro” que se había vivido de 2010 a 2015. Sin embargo, el titular sanitario también fue sincero sobre la situación de los profesionales, reconociendo que si bien la Consejería tiene sobre la mesa la necesidad de una mejora salarial y de estabilidad laboral, son tareas que no se podrán solucionar a corto plazo sino, como mínimo, a medio.

Comín desgranó durante su intervención otros retos de la sanidad catalana, como su infrafinanciación o la pirámide demográfica de la profesión médica en la región. Asimismo, quiso recordar a todos los asistentes que hay un objetivo también importante: la participación de los profesionales en la gestión sanitaria: “El sistema sanitario es propiedad del médico”, afirmó en lo que entiende como un “reto cultural”. El gestor no quiso irse sin recordar la importancia de que exista un diálogo fluido entre Salud y el sindicato, circunstancia que parece que se está dando desde su llegada al cargo.

La jornada, que celebró también las elecciones de MC y que dieron como ganador al equipo encabezado por Jordi Cruz (presidente) y Josep Maria Puig (secretario general), dio gran importancia al papel del médico residente así como al nuevo facultativo que llega al mercado laboral. Así, el representante sindical del colectivo MIR afirmó que se sienten “mano de obra barata”, realidad que los tutores justifican “por las altas cargas asistenciales”. Respecto a los que ya han concluido su formación, MC remarcó que Cataluña es “la comunidad que emite más certificados de idoneidad para trabajar en el extranjero”.

El sindicato insistió en su habitual reivindicación por la creación de “un convenio médico global” y tampoco dejó de lado la creación de un registro de profesionales y especialidades “para saber cuántos hay y dónde están”, de cara a un futuro que cuente con la planificación oportuna.