21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Comín quiere 'colar' a pacientes de mutuas en la pública a cambio de dinero

El objetivo del consejero es que los clientes de la sanidad privada puedan operarse en todos los centros públicos

El director del CatSalut, David Elvira; junto al consejero de Salud de la región, Antoni Comín.
Comín quiere 'colar' a pacientes de mutuas en la pública a cambio de dinero
mié 01 febrero 2017. 18.30H
Jesús Arroyo
El consejero de Salud, Antoni Comín, quiere que las mutuas que operan en los hospitales concertados también puedan hacerlo en los hospitales de titularidad cien por cien pública, es decir hospitales regidos bajo el paraguas del Instituto Catalán de Salud (ICS). Con esta medida, el consejero busca financiar el sistema de Salud a traves del dinero de la sanidad privada, lo que coloca a los pacientes de la pública por detrás de las necesidades de la privada.

Estas intenciones se derivan de las negociaciones de investidura del presidente Carles Puigdemont, mantenidas entre Junts Pel Sí y la CUP. Así lo confirma Xavier Milian, portavoz del Grupo de Trabajo en Defensa de la Sanidad Pública y miembro de la CUP de Reus, a Redacción Médica.

Este asegura que las intenciones del consejero Comín eran, en aquel momento, que las mutuas privadas puedan operar en los hospitales gestionados por el ICS, “alegando que es una fuente extraordinaria de ingresos”. Hasta el momento las mutuas solo pueden ofrecer servicios en centros hospitalarios que no pertenezcan al ICS.  Esta medida crearía pacientes de primera y pacientes de segunda porque, según Milian, "habría casos de pacientes que llegarían a un centro sanitario público y serían atendidos por la sanidad privada".

Cambio de regimen

Una realidad que ya sucede en el Hospital San Joan de Reus donde, según el activista, hay pacientes que acuden al centro por la sanidad pública y se les anuncia una lista de espera de dos años, mientras que los pacientes que acuden al mismo centro por la sanidad privada son operados con antelación. Milian pone el ejemplo del Hospital San Joan de Reus, donde esta práctica es completamente legal porque dicho hospital no forma parte del ICS, mientras que por ejemplo en el hospital Vall De Hebron de Barcelona no pueden operar mutuas privadas, al pertenecer este al ICS.

El actual régimen del ICS impide la asistencia sanitaria privada en centros, servicios y establecimientos sanitarios del sistema público de Cataluña. Para llevar a cabo las pretensiones de Comín sería necesario modificar el régimen actual para permitir la actuación de la sanidad privada en los hospitales de esta categoría.

En 2015, el anterior consejero de Salud, Boi Ruiz, ya llegó a aprobar un decreto similiar en el que permitia a las mutuas acceder al circuito de hospitales públicos de Cataluña. En este decreto se recogía los cánones que cobrarían las mutuas o el alquiler de los espacios hospitalarios. La misma medida fue derogada a los dos meses de su aprobación por la presión del Parlament Catalán.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.