Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Autonomías > Cataluña

Comín 'manipuló' su discurso independentista para "cohesionar a la gente"

El exconsejero reconoce que “se insistió demasiado en aquellas cosas que sonaban mejor”

Antoni Comín se hace un 'selfie' con Puigdemont y otros miembros del Govern durante la festividad de Sant Jordi.
Comín 'manipuló' su discurso independentista para "cohesionar a la gente"
Redacción
Martes, 14 de noviembre de 2017, a las 11:50
El exconsejero de Salud Antoni Comín se ha sumado a los miembros del Consejo de Gobierno depuesto que estos días han admitido que no estaban preparados para la independencia real tras su proclamación. Así lo ha planteado en una entrevista en la emisora pública catalana RAC 1, en la que ha ido un paso más allá. Comín ha reconocido que “quizás insistimos poco en la parte más inquietante del relato” y que “quizás se insistió demasiado en aquellas cosas que sonaban mejor” porque “así tenías la gente más cohesionada”.
 
De esa manera, el exconseller hace autocrítica y reconoce que se presentó un discurso manipulado y edulcorado en torno a la independencia y se ocultaron aspectos “inquietantes”, como el hecho de que “sólo nos tenemos a nosotros y no nos reconocerán en cinco minutos”. Esto último es una clara referencia al nulo apoyo por parte de la Unión Europea ni de ninguno de sus países miembro a la causa independentista catalana.
 
Aunque el dirigente ha defendido todas y cada una de las acciones y decisiones del Ejecutivo del que formaba parte, ha manifestado que “ahora toca fijarse en los límites” y ser conscientes de que “la independencia, que sólo se puede hacer de manera pacífica, requiere un trayecto más largo”.
 
Comín ha señalado que “en cada momento” se tomó “la decisión que tocaba”, pero ha añadido que “no podíamos asumir como un escenario razonable que España actuaría de una manera represiva”. El Gobierno catalán se preparaba, ha dicho, para “otra guerra”, que eran “las estructuras de Estado y el desarrollo de la república”. En este sentido, el conseller ha admitido que “vendrán curvas más complicadas de las que la gente podía prever”, pero es algo que “está bien que lo entendamos”.