Redacción Médica
18 de octubre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:10
Autonomías > Cataluña

Cataluña reactiva uno de los pilares de la sanidad pública independentista

El Aspcat era uno de los organismos que el Govern iba a emplear para tomar el control de las competencias estatales

Elsa Artadi, portavoz del Govern.
Cataluña reactiva uno de los pilares de la sanidad pública independentista
Redacción
Martes, 17 de julio de 2018, a las 15:45
El Govern de la Generalitat ha anunciado este martes que va a proceder a reactivar la recuperación de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (Apscat), un organismo que quedó totalmente paralizado tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Es la segunda vez en poco menos de un año que la Generalitat quiere dotar una nueva categoría al Apscat. La primera ocasión fue en octubre de 2017 cuando el exconsejero de Sanidad, Antoni Comín, anunció que iba a dotar de "personalidad jurídica" a la agencia con el propósito de dirigir las competencias propias del Estado, de cara a una hipotética independencia de la comunidad.

Sin embargo, en esta ocasión, Elsa Artadi, portavoz del Ejecutivo, no ha anunciado que la restitución de las funciones de la Apscat vaya a estar dirigida a que el órgano asuma las competencias propias del estado. Además, ha afirmado que el organismo que quedó integrado en la Consejería de Salud en 2014 se restituirá mediante la aprobación del anteproyecto de Ley del mismo, dotándolo de una nueva seguridad jurídica. Hasta ahora, la Apscat ejercía sus laborales desde la Secretaría de Salud Pública.

Entre las funciones del Apscat se encontraban la promoción y protección de la salud, la prevención y gestión de las alertas epidemiológicas y alimentarias y la salud laboral. Ahora, con la restitución de la institución, se pretende que se vuelvan a llevar a cabo todas las competencias que tenía designada.


Una medida rupturista contra el Estado


En la pasada legislatura, esta iniciativa formaba parte de los 41 decretos que diseñó la Generalitat para apropiarse de competencias estatales. Así quedó demostrado con la información extraída de los correos electrónicos de Josep Lluís Salvadó, entonces secretario de Hacienda y mano derecha de Oriol Junqueras.