17 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 18:10
Autonomías > Cataluña

Cataluña aprueba tener dos unidades por hospital contra los abusos sexuales

Mantendrá el convenio con la Policía y también abordarán el Síndrome de Alienación Parental

Imagen del interior del Parlament de Catalunya.
Cataluña aprueba tener dos unidades por hospital contra los abusos sexuales
Marc Cebrián
Viernes, 28 de julio de 2017, a las 10:50
El Parlament de Catalunya aprobó este jueves una iniciativa para modificar el protocolo hospitalario para que los centros sanitarios dispongan de dos unidades especializadas en abusos sexuales, una para adultos y otra para la atención a menores. Además, el nuevo código elimina del diagnóstico infantil el proceso que contemplaba casos de Síndrome de Alienación Paternal (SAP). 

Los diputados catalanes han instado al Departamento de Salud a abrir dos unidades especializadas para el diagnóstico y tratamiento en menores que han sufrido violencia sexual, y otra separada para los adultos donde se incluyen los adolescentes de entre 15 y 18 años. Esta iniciativa –prevista para aplicarse en el cuarto trimestre de 2017 dentro del Plan de Salud de Cataluña- recoge la "necesidad" de reforzar a los profesionales sanitarios y a los trabajadores sociales que trabajen estas secciones.

Sin embargo, el convenio entre la Unidad Funcional de Abusos a Menores (UFAM) con la Generalitat se mantendrá -a diferencia de lo que pedía Catalunya Sí Que es Pot (CSQP) cuando presentó la propuesta- pero con nuevos cambios. El equipo de la Policía Nacional seguirá investigando casos de abusos sexuales en menores pero excluyendo de éstos el diagnóstico del Síndrome de Alienación Partenal (SAP).

El nuevo texto -por el que se establece que uno de los progenitores usa al menor para dañar a la otra parte- separa los casos de SAP de las agresiones en menores, con procesos y profesionales distintos. Un apartado que ha sido aplaudido por el grupo de CSQP que entiende que este proceso podía "victimizar aún más a la mujer", al ser un argumento "recurrente" en los casos de divorcios.

Respecto a la formación –en un apartado introducido por el PSC- se ha solicitado la dotación de más recursos para jueces, abogados y magistrados. Este protocolo también incluye tratar esta materia desde las universidades medicina, enfermería, psicología, trabajo social, para “prevenir, detectar y atender” estos casos.

Asimismo, los casos de asalto sexual, abusos y agresiones sexuales estarán bajo la supervisión bajo la supervisión de los Comités de Ética de Investigación Clínica (CEIC), quienes realizarán un informe anual que recoja todas sus actuaciones.

El nuevo texto fija en 48 horas el límite del que disponen los sanitarios para la detección y su diagnóstico. Asimismo, el protocolo contará con una revisión anual desde su ejecución.

Finalmente, en el nuevo texto Ciudadanos ha introducido un apartado en el que se pide que haya una “equidad territorial” en todos los puntos de asistencia urgente cuando se esté ante un posible caso de agresión.