25 de abril de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 23:00
Autonomías > Cataluña

Cataluña afianza la detección de cáncer hereditario con 30.000 consultas

El Servicio de Genética Clínica del Cáncer está llevando a cabo todo el proceso de análisis y diagnóstico

Candela Calle (ICS) y David Elvira (CatSalut) acompañados por los impulsores del proyecto.
Cataluña afianza la detección de cáncer hereditario con 30.000 consultas
Redacción
Jueves, 01 de febrero de 2018, a las 13:20
Cataluña cuenta con un servicio puntero "único e integral" para mejorar la detección de cánceres hereditarios, fruto de la concentración de unidades de expertos en esta materia que se han unido para mejorar el diagnóstico y el abordaje de estos tumores silenciados hasta hace unos años.

Lo ha anunciado el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) y secretario de la Conselleria de Salud de la Generalitat en funciones, David Elvira, en rueda de prensa con motivo de la celebración del Día Mundial contra el Cáncer el domingo.

El Servicio de Genética Clínica del Cáncer es fruto de la alianza entre el Instituto Catalán de la Salud (ICS) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO), que a mediados de 2016 dio a luz a la Xarxa Oncològica de Catalunya, anunciada por el conseller de Salud cesado, Antoni Comín.

En Catalunya, más de 30.000 personas de 17.000 familias han pasado por consultas de diagnóstico de consejo genético del ICO y del ICS en los últimos 15 años por tener sospechas de alteraciones genéticas que predisponen al cáncer, y se ha detectado que 3.000 son portadoras de una modificación genética que las hace más vulnerables a sufrir un tumor hereditario.

En adelante, se pasará de "un modelo fragmentado a una unidad de referencia nacional y de trabajo en red que dará máxima cobertura a todos los cánceres", superando diferencias de equidad territorial, ha significado Elvira, que prevé un aumento de la incidencia hasta 2025.

Los cánceres de mama y de colon son los que tienen un mayor componente genético, y ha explicado que en 2015 se registraron 220 casos de tumores de mama hereditarios, así como 175 de tipo colorrectal de la misma naturaleza.

"Muchas familias" detrás del tumor hereditario

Elvira ha observado que la incidencia de los cánceres hereditarios no es muy frecuente, si bien requiere de una mayor complejidad, ante lo que el director del servicio, Joan Brunet, ha dicho que estas cifras no se pueden tomar de forma aislada, sino que representan a "muchas familias que vienen detrás".

Brunet ha anunciado un registro de tumores hereditarios para definir mejor los riesgos, y la próxima puesta en marcha de servicios de atención a la reproducción de personas portadoras de una alteración genética.

Se trata de reforzar la necesidad preventiva para el abordaje de la enfermedad, avanzar hacia evaluaciones más personalizadas del riesgo individual del cáncer y que "pueden tener un impacto muy notable en la vida de personas que sufren cáncer", ha subrayado Elvira.

Hacia una medicina personalizada

El director del Vall d'Hebron Institut d'Oncologia (VHIO), Josep Tabernero, ha remarcado los resultados conseguidos fruto del acuerdo de 2016 para trabajar en una "atención más integral y continuada de los enfermos hacia una medicina personalizada".

Ha evidenciado que "Catalunya está muy bien situada" en cuanto a la detección y abordaje del cáncer, y la jefa asistencial y de investigación del VHIO, Judith Balmaña, ha subrayado un trabajo en red con el resto de Europa.

Balmaña ha explicado algunos ejemplos de familias sobre las que se está actuando en aras de la prevención, y ha explicado que el servicio unirá esfuerzos por la secuenciación de genética, el estudio del genoma y terapias moleculares dirigidas.

Situación del cáncer

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, Elvira ha aprovechado para hacer una radiografía sobre el estado de la enfermedad tumoral en Catalunya, cuya incidencia "aumenta año tras año" con hasta 36.000 nuevos casos en 2015.

"Se prevé que el número de casos crezca de forma relevante en los próximos años", ha augurado Elvira, que ha hablado de una mayor incidencia entre la población de más de 74 años, debido a los mayores índices de supervivencia conseguidos y el envejecimiento demográfico.