18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Boada: "El Colegio de Médicos de Tarragona está muy alejado de la realidad"

El candidato a presidente de la institución se verá las caras con Fernando Vizcarro, quien lleva en el cargo ocho años

Sergi Boada.
Boada: "El Colegio de Médicos de Tarragona está muy alejado de la realidad"
vie 13 mayo 2016. 13.10H
Patricia Biosca
Sergi Boada se presenta por primera vez a las elecciones del Colegio de Médicos de Tarragona alegando que no se trata de una candidatura personalista, sino un “equipo compuesto por 24 personas”. De hecho contesta en plural las preguntas que le formula Redacción Médica, hablando de la actualidad política y de cómo ve a su “adversario”, Fernando Vizcarro, a cuya candidatura califica de “poco elegante”. Su propuesta, está basada en tres pilares: transparencia, eficiencia y comunicación. 

¿Por qué ha decidido presentarse a las elecciones del Colegio de Médicos de Tarragona?

No me presento solo. Formo parte de un equipo de 24 personas que, juntos, hemos decidido dar un paso adelante. Queremos cambiar el Colegio aportando una nueva manera de hacer las cosas, que sea más actual, dinámica y, en definitiva, más cercana. ¿Sabe que hay muchos médicos en Tarragona colegiados en Barcelona? La mayoría de nosotros sentimos el Colegio como una institución alejada de la realidad que vivimos. Nuestro objetivo está muy claro: queremos centrarnos en tres ámbitos de actuación donde todos coincidimos, la transparencia, la eficiencia en la gestión y la comunicación.

¿Cómo valora el trabajo que ha realizado el actual presidente?

Hay un déficit de comunicación en el Colegio que se ha generado, en gran parte, por la gran desafección entre el colectivo. Pensamos que, después de ocho años, Fernando ya ha cumplido una etapa, y es el momento de renovación. Por otro lado, y lo digo con todo el respeto, hay aspectos del proceso electoral y de la estrategia de captación de votos por parte de la candidatura que encabeza Vizcarro que se han llevado a cabo de forma muy poco elegante. Hemos presentado a la Junta Electoral varias quejas con testigos y pruebas.

¿Cuáles son sus propuestas?

Basamos nuestro programa en tres ejes: la transparencia, la eficacia y la comunicación. Hemos  detectado que un gran número de las dudas que los compañeros nos plantean están directamente relacionados con dónde va a parar la cuota que como colegiados pagamos. El colegiado tiene que conocer perfectamente y con todo detalle esta información. Como segunda gran prioridad, queremos hacer que la institución sea lo más eficiente posible: sacar el máximo rendimiento a las cuotas, sin caer en el argumento fácil que supondría rebajarlas. Y, en último lugar, y como eje transversal de todo lo que el Colegio haga, queremos invertir esfuerzos en el ámbito de la comunicación.

La sanidad catalana está en el punto de mira de la actualidad a nivel de todo el territorio español. ¿Qué opina de la gestión del actual consejero, Antoni Comín?

El consejero lleva poco tiempo como para valorar su gestión. Para gestionar las políticas sanitarias necesitamos a un buen político que sepa escuchar muy bien la voz de los profesionales. Creemos que es un acierto la propuesta de pacto institucional para establecer una política sanitaria que esté por encima de partidismos. Nos gusta ese enfoque.

Ha habido mucho revuelo sobre la prescripción enfermera, aunque al contrario que en otros puntos de España, en Cataluña los médicos se han posicionado más cerca de la postura de los enfermeros. ¿Qué opina al respecto?

Sobre el terreno no se percibe la problemática de la prescripción farmacológica entre médicos y enfermeras. Todo lo contrario. Los enfermeros y los médicos estamos acostumbrados a trabajar en equipo y no tenemos ningún problema en este aspecto. Es más, en Catalunya hay CAPS que están gestionados por enfermeros con normalidad y esto no genera ningún problema cuando hablamos de trabajo en equipo. Estaremos atentos a la evolución de este tema.

En cuanto al transporte sanitario, en su opinión, ¿habría que volver al anterior modelo o reajustar el nuevo?

El trasporte sanitario debe garantizar la atención óptima del paciente. Creemos que puede correr riesgo el paciente con ambulancias que cuenten sólo con un médico o sólo con un enfermero. Tenemos que aportar soluciones al problema asesorándonos con los médicos especialistas en emergencias. Hay que escuchar, amplificar y asesorarnos de la voz de los que pisan ese terreno cada día.

Las listas de espera son otro de los ‘carros de batalla’ de la sanidad catalana. A su juicio, ¿cuál serían las posturas a adoptar?

Creemos en un pacto sanitario dentro de la demarcación. Proponemos que Tarragona se convierta en un parque sanitario con distribución de recursos para que los ciudadanos puedan ser atendidos de la mejor forma en el menor tiempo posible. El médico en este pacto tiene que ser eje principal.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.