09 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Artur Mas 'regaló' un hospital público a cambio de donaciones a su partido

El cambio de gestión del centro se hizo con secretismo, sin concurso público y sin publicarse en el Boletín de la región

Artur Mas, expresidente de la Generalitat de Cataluña.
Artur Mas 'regaló' un hospital público a cambio de donaciones a su partido
mar 12 julio 2016. 12.20H
Redacción
El Gobierno de Artur Mas cedió en 2014 la administración de un hospital público por 30 años a una empresa privada que había donado a Convergència Democrática de Catalunya (CDC) 80.000 euros. Un contrato que supone la adjudicación de 500 millones de euros, y que no fue ni sacado a concurso público ni publicado en el Boletín oficial de la región. Además, al cambio se añade el matiz de que pasó de ser administrado por una fundación sin ánimo de lucro a una empresa, Grupo Hestia, que sí lo tiene. Por otro lado, la migración de gestión se dio cuando el centro, hoy llamado Hestia Duran i Reynals, tenía unos beneficios de 630.000 euros que había logrado su anterior administrador, la Fundación Sociosanitaria de Barcelona (FSSB), según informa el diario El País.

Abierto en 2006, momento en que comenzaban las tres décadas de contrato para FSSB, esta fundación iba a recibir una media de 16 millones de euros al año de la Generalitat. Sin embargo, en 2013 esta corporación solicitó desprenderse de la gestión del centro por el deseo de retornar a lo que la fundación consideraba “sus orígenes”: “La tutela de pacientes psiquiátricos total o parcialmente inhabilitados judicialmente”. Lo curioso es que esta ocupación, según los estatutos, no era ni mucho menos la prioridad.

Con la petición sobre la mesa y un plan de Hestia para absorber esos activos aprobado por Justicia, la gestión del centro fue asumida de forma definitiva por este grupo en 1 de junio de 2015 sin que saliera a la luz pública. Ni siquiera el CatSalut organizó ningún tipo de reunión formal en la que se abordara el cambio, mucho menos ante sindicatos o asociaciones de pacientes. Lo curioso es que ahora, con un Ejecutivo de otro color, la Consejería de Salud capitaneada por Antoni Comín no ha querido entrar a valorar el cambio de manos del centro por ser una decisión del pasado. Bien es cierto que dentro de Junts pel Sí, actual partido de Gobierno, está CDC pero también ERC, formación al frente de la cartera sanitaria.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.