Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Autonomías > Cataluña

Aprobadas las cuentas sanitarias de Comín sin aceptar críticas

Las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos de la oposición han sido rechazadas

El consejero de Salud, Antoni Comín, durante la presentación de los presupuestos de 2017.
Aprobadas las cuentas sanitarias de Comín sin aceptar críticas
Jesús Arroyo
Miércoles, 18 de enero de 2017, a las 19:20
El consejero de Salud de la Generalitat catalana, Antoni Comín, ha defendido este miércoles que el proyecto de Presupuestos de la Generalitat para 2017 sobre salud revierte en un 37 por ciento el recorte de 1.500 millones de euros registrado entre 2010 y 2014 en Cataluña. Comín ha detallado que el presupuesto que prevé disponer la consejería es de 8.876 millones de euros, lo que supone 408,4 millones de euros más con respecto a los presupuestos de 2015.

Estos presupuestos han pasado el primer trámite parlamentario gracias al apoyo de la CUP, tras haber rechazadas todas la enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos de la oposición.

Durante su presentación ha presumido que su consejería “es la que más crece” en estos presupuestos, pero no ha reconocido ninguna de las críticas realizadas por parte la los grupos de la oposición que le han reprochado que estos presupuestos “no son validos para reducir el colapso que sufren las urgencias” y que “son insuficientes para reducir las listas de espera”.

"Los ciudadanos nos piden revertir los recortes y el mensaje que damos hoy es que el departamento de Salud está revirtiendo los recortes", ha afirmado Comín durante su presentación, aunque ha admitido que la mejora es insuficiente y que la voluntad es recuperar el ajuste y superar las cuentas de 2010.

Sin colapso

La línea en común que han seguido los diputados de Ciudadanos, PSC, Cataluña Sí que es Pot y PP durante sus intervenciones para criticar el discurso de comín se ha centrado en evidenciar los problemas de saturación que sufren las urgencias en Cataluña y que este presupuesto, según los portavoces, no soluciona.

Jorge Soler, diputado de Ciudanos, ha reprochado al titular de salud que solo tiene la vista puesta en “repetir el 9-N mientras los pacientes esperan a ser visitados en un pasillo” y le ha pedido que “deje de jugar al Monopoli Sanitario”, refiriéndose a las anunciadas desprivatizaciones que Comín había anunciado en su discurso ideológico. Por su parte Assumpta Escarp, del PSC, ha reclamado en el presupuesto “acciones inmediatas que sirvan para paliar el problema de colapso que sufren las urgencias, por culpa de un problema tan esperado como la gripe”.  En la misma línea ha seguido Santiago Rodriguez, diputado del PP, que ha pedido “medidas concretas”.

Comín no ha aceptado estas acusaciones y ha negado que las urgencias en los hospitales “estén colapsadas”, si bien ha admitido que “están a máxima actividad gracias al esfuerzo de los profesionales”. “Las urgencias en Cataluña están mejor que en otros países con mayor renta per cápita como Francia o Inglaterra”, asegura el consejero.

Listas de espera

El presupuesto en lista de espera se ha visto reducido un 50 por cien con respecto al presupuesto del año anterior. Comín considera que el presupuesto de 45 millones es suficiente para activar el plan de choque, asegurando que la lista no ha incrementado tanto como en años anteriores. Cataluña Sí que es Pot ha calificado estos presupuestos de “derechas”. “No sé hasta que punto Antoni Comín es de Izquierdas. Lo que sé es que ni CDC es de izquierdas, ni estos presupuestos lo son”, ha explicado Albano Dante, diputado de Cataluña Sí que es Pot.