Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Cataluña

A la Enfermería catalana ya no le sirve el perdón de Comín

El colectivo considera que el gesto es "mínimo e insuficiente" tras varios días de silencio

Toni Comín, consejero de Salud de Cataluña.
A la Enfermería catalana ya no le sirve el perdón de Comín
Redacción
Viernes, 27 de enero de 2017, a las 19:20
Antoni Comín, consejero de Salud de Cataluña, se ha reunido con sindicatos sanitarios y asociaciones de enfermería para pedirles "disculpas explícitas" y apaciguar el malestar que generaron sus declaraciones, según las que las enfermeras preferían tener a los pacientes en los pasillos de Urgencias.
 
Comin ha reconocido en el transcurso de la reunión, que ha tenido carácter privado, que su afirmación fue "inoportuna e inexacta", que sus palabras fueron "malinterpretadas" y que no fue su intención culpar a las enfermeras de que haya pacientes en los pasillos, según fuentes sindicales.
 
Durante la reunión Comín ha asegurado a los representantes de la profesión haber sido "malinterpretado" y que su intención no era "menospreciar" a la enfermería. “No ponemos en duda que el consejero haya hablado con alguna enfermera, pero quien ha malinterpretado lo que le han dicho, con toda seguridad, ha sido él", ha afirmado una portavoz del sindicato de enfermería Satse.
 
"No hay ninguna enfermera ni en Cataluña, ni en ninguna parte, que prefiera tener a los pacientes en los pasillos. Además, esta tampoco es una decisión que tome ella, sino que es una necesidad perentoria creada por la situación de falta de espacio y aceptada por las gerencias que prefieren no poner remedio a la saturación de las urgencias", han dicho los representantes sindicales.
 
Las enfermeras han denunciado que "hay hospitales que tienen los pasillos numerados, como si se tratara de un box más. Es lamentable que el consejero lo pretenda normalizar declarando que el pasillo es un espacio sanitario más".
 
Gesto mínimo e insuficiente
 
A pesar de valorar el gesto del consejero, Satse considera que éste ha sido "mínimo e insuficiente" y ha cuestionado que Comín no ha hecho una declaración de disculpa pública durante estos días.
 
Satse Cataluña ha seguido exigiendo que se retracte en público "y no en reuniones privadas que responden más a la voluntad de apaciguar los ánimos que de solucionar las cosas". "Basta de bailar a los tambores de los titulares de prensa, que parece ser el único sonido al que reacciona la Consejería", han protestado los sindicalistas.

El departamento de Salud ha confirmado en un comunicado la reunión, en la que "ha asumido" que sus afirmaciones "daban pie a interpretaciones como la que ha hecho el colectivo".
 
Comín ha comprendido que su afirmación haya causado "una reacción de rechazo, decepción o frustración" y ha querido aclarar que sus reflexiones "no pretendían atribuir ninguna culpa ni responsabilidad al colectivo de enfermería sobre la actual situación de las urgencias de algunos hospitales". "Por el contrario, tenían una voluntad exculpatoria y pretendían transmitir que la enfermería siempre ejerce con responsabilidad su compleja tarea a los servicios de urgencias", según Salud.
El consejero ha reconocido "la inoportunidad y la inexactitud" de su respuesta y se ha disculpado "de manera explícita" por el impacto que esta declaración "ha tenido en el estado de ánimo del colectivo de enfermería".