Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:00
Autonomías > C-La Mancha

Castilla-La Mancha confía en que el Estado no recurra su OPE sanitaria

El plazo para hacerlo concluye este miércoles y el Sescam dice no haber recibido nuevas peticiones de reducir las plazas

La gerente del Sescam, Regina Leal.
Castilla-La Mancha confía en que el Estado no recurra su OPE sanitaria
Redacción
Martes, 13 de diciembre de 2016, a las 11:30

La gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Regina Leal, confía en que el Gobierno central, finalmente, decida no recurrir las oposiciones de sanidad con 1.030 plazas previstas en la comunidad, a raíz de las discrepancias mostradas por el Ejecutivo central sobre la tasa de reposición.

Leal, en declaraciones a EFE, ha informado que, aunque el plazo para que el Gobierno central presente dicho recurso finaliza este miércoles, aún no se ha presentado ningún documento en contra, y se muestra confiada en que eso "no llegue a ocurrir". A mediados de septiembre, el Gobierno central mostró sus discrepancias con la oferta de empleo público y solicitó que la comunidad disminuyera en 349 las plazas ofertadas.

Leal explica que, desde que el Gobierno central expresó sus dudas y hasta ahota, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas "han estado pidiendo datos que necesitaban, dicen que para comprobar la tasa de reposición", ante lo cual el Sescam y el Gobierno castellanomanchego, ha remitido en "tres o cuatro ocasiones" los datos requeridos.

"Han manifestado pocas discrepancias con lo que remitíamos, por no decir ninguna", apunta Leal, por lo que se muestra optimista al vaticinar que "al final van a aceptar que Castilla-La Mancha tenía razón", de forma que se podrá sacar la Oferta de Empleo Público (OPE) con el número de plazas que estaba previsto.

Acelerar el proceso

Admite que le hubiera gustado que, a estas fechas, ya estuvieran publicados los temarios y "haber acelerado muchísimo más el proceso", si bien lamenta que "la espada de Damocles que había puesto" el Gobierno central con la posibilidad de recurrir las oposiciones ha impedido avanzar la convocatoria como hubiera deseado el Gobierno regional.

Con todo, defiende que el Ejecutivo castellanomanchego no ha estado paralizado, aunque "no se ha podido avanzar en la publicación real de los temarios de la OPE por la amenaza del recurso". En este sentido, calcula que los exámenes podrían celebrarse "a lo largo del 2017, antes de junio, si no hay recurso".