La mudanza al Hospital Universitario de Toledo arranca en noviembre

El plan de traslado durará hasta principios de junio del 2021

Jesús Fernández Sanz, Consejero de Sanidad.
La mudanza al Hospital Universitario de Toledo arranca en noviembre
mié 21 octubre 2020. 12.50H
El traslado de los profesionales sanitarios al nuevo Hospital Universitario de Toledo ya tiene fecha. Según ha anunciado Jesús Fernández Sanz, Consejero de Sanidad, a partir del próximo 13 de noviembre arranca un plan de traslado que finalizará a principios de junio del año que viene.

La mudanza se ha dividido en dos fases en base a la complejidad de la actividad asistencial y la autonomía de las áreas a trasladar. En la primera fase se han incluido las áreas asistenciales con actividad ambulatoria y de un nivel de complejidad baja o media/baja, además de servicios no asistenciales como áreas administrativas y de gestión. Mientras que en la segunda fase se han incluido las áreas de mayor riesgo y aquellas que no tienen actividad ambulatoria. 

Los primeros en estrenar el Hospital Universitario de Toledo son los profesionales del área de Rehabilitación. Después le seguirán, con una cadencia de alrededor de una semana, las consultas de Medicina Interna, de Reumatología, de Endocrinología, de Anestesia, el Hospital de Día Médico y la Unidad Metabólica. Una vez concluidos estos traslados le tocará el turno a las consultas de Dermatología, Digestivo, Neumología, Neurología y de Pediatría. Se espera que las áreas de la primera fase concluyan su traslado a finales de febrero de 2021. 

Las áreas más complejas en la segunda fase


En la segunda fase, que comenzará el 12 de abril y concluirá el 4 de junio, se han incluido el resto de las áreas asistenciales que cuentan con un nivel de complejidad medio y alto. Al igual que en la primera fase, el traslado de las diferentes áreas se producirá con una cadencia de alrededor de una semana. 

Dentro de esta fase se han diferenciado a su vez tres etapas. En la primera se ha previsto el traslado de los servicios de Diagnóstico por Imagen, Laboratorios y Farmacia. En la etapa dos, el resto de las consultas Externas y Diálisis, Hospitales de Día Oncohematológico y Pediátrico, Bloque Obstétrico y Esterilización, Hospitalización Pediátrica, Hospitalización Gineco-Obstétrica, UCI Neonatal y Pediátrica. Por último, en la tercera etapa estarán las áreas de Hemodinámica, Hospitalización convencional, UCI adultos, Bloque Quirúrgico y URPA y Urgencias.

"La operación más compleja del sistema sanitario"


Para Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, se trata de la operación más compleja de la historia de la comunidad autónoma en el ámbito sanitario. "Es una operación delicadísima, verdaderamente difícil y compleja", ha explicado García-Page durante la presentación del proyecto. 

"Hay más de 60 especialistas, ahora mismo, implicados en la planificación, programación y gestión de este traslado", ha precisado el presidente autonómico quien ha añadido que se trata de "una operación de meticulosa preparación y de altísimo riesgo".

Debido a dicha complejidad se ha creado la Oficina de Gestión del Traslado, que se encargará de establecer estrategias de actuación, dirigir, supervisar y coordinar la realización y desarrollo de los trabajos, y planificar las actuaciones en el desarrollo del proceso de traslado. Está compuesta por parte el equipo directivo del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y de la Oficina de Seguimiento de la Concesión.

También se han constituido cuatro grupos de trabajo integrados por un centenar de profesionales sanitarios y no sanitarios del hospital que centrarán su cometido en el diseño de Circuitos, traslado de Servicios Asistenciales, Servicios no Asistenciales y Mudanza.

El objetivo del plan, según la consejería, es minimizar el impacto sobre los profesionales y los pacientes. Esperan que con la estrategia planificada se evite que las labores organizativas y logísticas del traslado interfieran en la labor asistencial y supongan una sobrecarga de trabajo adicional. Además, esperan que se reduzca al máximo el tiempo de convivencia de ambos hospitales y al mínimo el número de pacientes hospitalizados a trasladar, preservando la seguridad clínica de los pacientes en todo el proceso. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.