20 feb 2019 | Actualizado: 22:00

Castilla-La Mancha logra la lista de espera sanitaria más baja desde 2006

El Sescam la ha reducido en 40.600 pacientes esta legislatura

Regina Leal, gerente del Sescam.
Castilla-La Mancha logra la lista de espera sanitaria más baja desde 2006
jue 13 diciembre 2018. 11.50H
El Gobierno de Castilla-La Mancha ha reducido las listas de espera en 40.643 pacientes en los tres primeros años de legislatura, situándose al cierre del pasado mes de noviembre en 93.440 personas, siendo los mejores datos de esta mensualidad de los últimos doce años.

Según los datos publicados este jueves en el Portal de Transparencia del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), el Gobierno regional ha conseguido reducir las listas de espera en el último año en 5.335 personas, casi un 5,5 por ciento.

Del total de pacientes en lista de espera al finalizar el pasado mes de noviembre, 37.797 corresponden a lista de espera quirúrgica, 47.973 a pacientes pendientes de una primera consulta con el especialista y 7.670 a la lista de espera de técnicas diagnósticas.

Con respecto al mes de octubre de este año, las listas de espera se han reducido en 2.260 pacientes, continuando así la tendencia a la baja registrada en los últimos meses, gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Los datos de lista de espera al cierre del mes de noviembre están estrechamente relacionados con el aumento de actividad que se está registrando. Así, en los diez primeros meses de este año se han realizado 90.436 intervenciones quirúrgicas programadas, medio millar más que en el mismo periodo de 2014. Asimismo, se han contabilizado más de 2,9 millones de consultas con el especialista, cerca de 153.466 tratamientos en hospitales de día, y cerca de 40.000 ingresos programados, entre otras.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.