17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

"Si tratamos bien a nuestro personal, ellos tratarán bien al paciente"

Rodrigo Gutiérrez asegura que los nuevos presupuestos de Castilla-La Mancha apuntalarán la humanización de la sanidad

Rodrigo Gutiérrez, director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria de Castilla-La Mancha.
"Si tratamos bien a nuestro personal, ellos tratarán bien al paciente"
jue 14 diciembre 2017. 09.00H
Sergio López
Joana Huertas
Rodrigo Gutiérrez es el director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria de Castilla-La Mancha, un departamento que se creó con la llegada a la Consejería de Jesús Fernández. Ésta fue una de las primeras estructuras administrativas en la primera línea -junto con el área análoga en la Comunidad de Madrid- en llevar el sustantivo 'humanización' en su denominación oficial. Gutiérrez hace balance de dos años y medio de iniciativas y confía en que los nuevos presupuestos regionales, actualmente en tramitación parlamentaria, sirvan para afianzar las políticas que tiene a su cargo y que divide en tres ejes: las redes de expertos sanitarios, las escuelas de pacientes y el Plan Dignifica.

Gutiérrez hace balance de casi tres años de iniciativas.

En la tramitación presupuestaria, el Gobierno ha destacado la recuperación a nivel presupuestario de la sanidad regional. ¿Pero está esta recuperación llegando a los ciudadanos? ¿Lo notan los ciudadanos?
 
Yo creo que en términos generales los ciudadanos sí perciben que ha habido una mejora en la asistencia sanitaria. Recuperar los presupuestos autonómicos en sanidad se traduce en más personal sanitario y no sanitario para el Sescam, en que se reduzcan las listas y los tiempos de espera y se mejora la calidad percibida por parte de los ciudadanos. Un aspecto muy importante son las obras. En la etapa anterior se habían paralizado por completo las inversiones e incluso algunas obras que estaban iniciadas -o casi finalizadas- se paralizaron. El nuevo Hospital de Toledo, singularmente, pero los de Guadalajara, Albacete y Cuenca. Otro aspecto tiene que ver con la renovación del equipamiento tecnológico. Había habido una paralización completa de las inversiones en la renovación de equipamiento tecnológico de alta tecnología y eso ha sido posible recuperarlo con una inversión de más de 26 millones de euros. Pero sobre todo es importante la Oferta Público de Empleo, que ya se ha anunciado y que se ha pactado además con los agentes sociales.
 
Y por parte de los ciudadanos, ¿han notado el descenso de las reclamaciones?
 
Nosotros hemos puesto en marcha un portal de transparencia, gracias al cual uno puede comprobar cuál es su situación en la lista de espera, tanto quirúrgica como de consultas. Esto ha sido muy bien recibido por parte de los ciudadanos. En cuanto al número de quejas y de reclamaciones y a las encuestas de satisfacción, que son los dos métodos que utilizamos para medir la calidad percibida por parte de la ciudadanía, hemos notado una mejora. Venimos de una etapa en la que se ocultaba el número de quejas y reclamaciones que había y en la que esto se había dificultado en los servicios de atención al paciente. En general, solamente se podría reclamar o efectuar una queja o una disconformidad a través de Internet y no todo el mundo en una comunidad como la nuestra tiene las posibilidades de acceso a Internet. 
 
¿Qué balance hace del Plan de Humanización que nace con la creación de su dirección general?
 
Estamos midiendo, a través de una serie de indicadores diseñados ‘ad hoc’, cuál es la percepción real que tienen los ciudadanos. El Plan de Humanización en Castilla La Mancha tiene, por así decirlo, tres pilares fundamentales. Por un lado, están las redes de expertos y profesionales, donde son los propios profesionales sanitarios quienes establecen o determinan cómo se deben hacer las cosas. Es una forma de disminuir la variabilidad de la asistencia, de mejorar la calidad. De mi dirección general dependen directamente dos redes de expertos y profesionales: la de seguridad del paciente y la de escuelas de pacientes. Estas escuelas de pacientes serían la segunda pata del Plan de Humanización. La tercera es el Plan Dignifica, que busca una mejor atención, más integrada, más amable, con una mejora de la información y la comunicación. El Plan Dignifica también busca una mejora de los espacios y del confort y fomentar la participación de los ciudadanos, de los pacientes, en la toma de decisiones, a través de las asociaciones. En definitiva, estamos en fase de implantación y evaluación y buscamos conseguir una atención más cercana, más empática, más amable, más respetuosa, sobre todo con los valores y con los propios intereses y con las preferencias de las personas a las que atendemos.
 
Gutiérrez en un momento de la entrevista.

Gutiérrez en un momento de la entrevista.

¿Cuál es la función de la Escuela de Pacientes?
 
Con la Escuela de Salud y Cuidados, que así se llama, lo que se quiere es contribuir a hacer pacientes más activos, más comprometidos, más responsables con su propia salud, con su situación y con la atención que recibe. Sobre todo estamos hablando de procesos crónicos, de procesos de larga duración que muchas veces no tienen curación pero sí tienen tratamiento durante mucho tiempo.
 
¿Cuáles son las prioridades en sanidad de los presupuestos para 2018?
 
Como mínimo queremos que se consoliden los presupuestos de 2017, aprobados hace pocos meses, después de una accidentada trayectoria, como es conocido. Como prioridades, tenemos la oferta pública de empleo, la atención al cáncer de mama; la implantación de los test genómicos, que van a permitir prestar una atención más individualizada y de mejor calidad; la detención precoz del cáncer colorrectal, del cáncer de cérvix; mejorar la detención de enfermedades metabólicas, de enfermedades infantiles. Y además de eso, por supuesto, continuar con las obras de construcción y de reforma de los hospitales y de los centros de salud. Todos sabemos que en sanidad la demanda puede ser infinita pero hay que establecer prioridades.
 
Castilla-La Mancha intentó devolver la jornada de 35 horas, pero un recurso del Gobierno al Tribunal Constitucional lo tumbó. ¿Descartan volver a hacer un movimiento en este sentido?
 
Bueno, es complicado. No podemos permanecer al margen de lo que es el Sistema Nacional de Salud. En cualquier caso, lo que sí se hizo fue que el personal sanitario que se había contratado para cubrir la vuelta a las 35 horas se consolidó cuanto hubo que regresar a las 37,5. Ahora se quiere consolidar la situación y el mantenimiento del personal interino que se contrató. El hecho de garantizar cierta estabilidad mejora la situación de muchos profesionales. Siempre se ha dicho que hay que cuidar al cuidador. Una de las máximas en gestión de recursos humanos es que “si tratas bien a tus empleados, ellos ya se encargarán de tratar bien a tus clientes”, una frase que creo que se atribuye a Richard Branson, CEO de Virgin.
 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.