Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:00
Autonomías > Castilla y León

El Clínico de Valladolid amplía su Unidad de Ictus con más camas y personal

Pasará de cuatro a seis camas y aumentará la plantilla a seis profesionales en la Unidad de Hospitalización

El director gerente del Hospital Clínico de Valladolid, Francisco Javier Vadillo.
El Clínico de Valladolid amplía su Unidad de Ictus con más camas y personal
Redacción
Jueves, 17 de agosto de 2017, a las 13:35
El Hospital Clínico de Valladolid ha ampliado su Unidad de Ictus incrementando tanto su número de camas y prestaciones como el personal encargado de realizar la atención sanitaria en ese sector. Con una inversión en obras de acondicionamiento de 50.000 euros, la Unidad pasará de cuatro a seis camas, aumentando la plantilla a seis profesionales en la Unidad de Hospitalización, entre enfermería y técnicos auxiliares de enfermería.

Las nuevas dependencias consisten en un espacio abierto e integrado, pero independiente del resto de la planta, con control propio de enfermería -con telemetría- y con capacidad para atender a seis pacientes monitorizados. Podrán realizarse estudios de monitorización de eco-Doppler cerebral sin necesidad de desplazar a los pacientes y se incorporarán tratamientos de neuroprotección cerebral en investigación, como la hipotermia moderada de superficie.

La Unidad de Ictus del Clínico, que tiene actualmente una población de referencia de 1,3 millones de personas, se ha caracterizado por su intensa actividad en cuanto a la aplicación de los tratamientos de reperfusión cerebral, tanto la trombólisis endovenosa como, en los últimos años, el tratamiento de reperfusión endovascular -recanalización de las arterias cerebrales mediante técnicas de cateterismo por neurointervencionismo-. El número de pacientes tratados con estas terapias ha pasado de 65, en 2008, a 166, en 2016, y de enero a julio de 2017 han recibido estos tratamientos 104 pacientes.

Los resultados de estos procedimientos son cada vez mejores, siendo esencial poder aplicarlos cada vez con menos demora. Estos datos convierten al Hospital Clínico Universitario de Valladolid en uno de los centros especializados con mayor actividad en el tratamiento del ictus a nivel nacional.

De los pacientes ingresados en la unidad, un 50 % recuperan al alta su autonomía funcional y menos de un 25 % permanecen con una discapacidad grave. La tasa de mortalidad intrahospitalaria por ictus se ha reducido hasta el 7 % en 2016. Estos resultados tan favorables han sido posibles gracias al trabajo en equipo e interdisciplinar de un buen número de servicios y unidades del Clínico, a la imprescindible colaboración del Servicio de Emergencias Sanitarias de Sacyl, a los profesionales de Atención Primaria y al trabajo coordinado en red con los hospitales de la Comunidad que derivan pacientes con ictus a Valladolid.

El Hospital Clínico Universitario de Valladolid ha sido elegido por la European Stroke Organization como uno de los centros destacados por la excelencia en el tratamiento de esta enfermedad, en concreto, se ha resaltado la capacidad de este centro para desarrollar en pocos años un programa de ictus integral, incluyendo neurointervencionismo y teleictus. Es considerado por todo ello como un centro integral de atención al ictus.

Sala de vídeo EEG

Gracias a estas reformas, el Hospital Clínico incorpora además a su equipamiento neurológico una sala de vídeo electroencefalograma (EEG), una técnica que supone un salto de calidad importante y que es utilizada para estudiar episodios paroxísticos en pacientes con sospecha de epilepsia o con epilepsia refractaria al tratamiento farmacológico -más de mil casos/año atendidos en este hospital-.

Esta sala funciona mediante un registro simultáneo y sincronizado de electroencefalograma y vídeo, lo que permitirá un diagnóstico más preciso. Con ello, se va a evitar el desplazamiento de los pacientes y familiares fuera de Castilla y León para realizar estos estudios.

La consulta monográfica de epilepsia existente se complementa con una consulta especializada de enfermería para atención y educación de pacientes y sus familiares, que incluye una consulta telefónica diaria que permite el seguimiento personalizado y la resolución de problemas urgentes de forma ambulatoria, evitando numerosas consultas a Urgencias. Además, la consulta de epilepsia realiza actividad investigadora de forma habitual, participando en ensayos clínicos internacionales y en estudios académicos multicéntricos.