Casado promete la libre elección de hospital durante esta legislatura

Esta medida se instaurará de modo progresivo para que sea posible en toda la Comunidad al final de su mandato

Verónica Casado durante su comparecencia.
Casado promete la libre elección de hospital durante esta legislatura
jue 05 septiembre 2019. 13.30H
La Consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha prometido instaurar la libre elección de hospital de modo progresivo. "Para finales de 2020 queremos que, al menos, los ciudadanos de Castilla y León puedan elegir a qué centro hospitalario acudir dentro de su provincia extendiendo esta posibilidad a toda la Comunidad para finales de legislatura", ha explicado.

La accesibilidad a los servicios sanitarios, con especial énfasis en el entorno rural, será una de las máximas de Casado para los próximos cuatro años. Así lo ha querido evidenciar durante su comparecencia, a petición propia, en la Comisión de Sanidad de Las Cortes de Castilla y León, donde ha expuesto  las líneas básicas de su proyecto, estrategia y actuaciones a desarrollar al frente de Sanidad.

Del mismo modo, la consejera ha anunciado que su departamento impulsará "las consultas de alta resolución como método ordinario para todos los pacientes que residan más allá de 50 kilómetros del hospital de referencia".

Asimismo, durante su comparecencia ha destacado que, en líneas generales, sus principales objetivos son la “efectividad y la eficiencia”. También ha apuntado que aunque el actual sistema cuenta con numerosos indicadores positivos, entre ellos el barómetro sanitario, es necesario romper con el “continuismo de prácticas” y mejorar los modelos organizativos.

Para alcanzar sus metas, Casado ha hecho un llamamiento al diálogo al resto de fuerzas políticas representadas en las Cortes y del resto de agentes sociales.

Una financiación insuficiente



La falta de Presupuestos Generales del Estado "no aumenta los ingresos"


Otra de las preocupaciones de la consejera ha sido la financiación del Sistema de Salud de la Comunidad. La apuesta en Castilla y León pasa por "un modelo sanitario público, universal, gratuito y accesible en igualdad de condiciones para todos y cada uno de los ciudadanos", y requiere de una financiación pública "adecuada y suficiente", que tenga en cuenta las características del territorio: la extensión territorial, la dispersión, la disminución de población en núcleos rurales y el envejecimiento de la población.

Sin embargo, ha lamentado que el esfuerzo presupuestario de Castilla y Léon para la sanidad, y que asciende a casi 3.600 millones de euros, "resulta claramente insuficiente", debido a tres factores: "la prórroga presupuestaria; el aumento de los gastos por obligaciones de contratos y los aumentos salariales". Además, la falta de Presupuestos Generales del Estado, ha dicho, "no aumenta los ingresos".

Entre otras medidas específicas, Casado ha propuesto que su departamento trabajará por "eliminar la precariedad de los profesionales y las altas tasas de interinidad" o "dotar a los Centros de Salud de los medios diagnósticos que aumenten su capacidad de resolución".

También ha prometido, entre otras cosas, la integración de un modo gradual, tras evaluar las condiciones de cada zona básica de salud, "al personal médico y de enfermería de Área en los Equipos de Atención Primaria" y el estudio de las vías de reversión de la concesión del Hospital Universitario de Burgos.

Por último, Casado, en un ejercicio de transparencia, se ha comprometido a comparecer, como mínimo, anualmente en la Comisión de Sanidad de las Cortes de Castilla y León para someterse al control de los Grupos. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.