Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Autonomías > Cantabria

Nuevo plan de asistencia sanitaria y farmacéutica para enfermos crónicos

La Consejería ha anunciado un proyecto piloto en cinco centros de mayores privados y dos públicos

María Luisa Real, consejera de Sanidad de Cantabria.
Nuevo plan de asistencia sanitaria y farmacéutica para enfermos crónicos
Redacción
Viernes, 14 de octubre de 2016, a las 11:50
La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha explicado que en cinco residencias privadas y dos públicas se ha implantado un proyecto de mejora de la asistencia sanitaria y farmacéutica de los pacientes crónicos pluripatológicos y polimedicados.

Este anuncio lo ha realizado en la reunión que ha tenido con los presidentes de la Asociación Lares, Alfonso Herreros; la Plataforma de Atención a la Dependencia en Cantabria (PAD), Aitor Pellón; y la Federación Española de Dependencia en Cantabria (FED), Víctor Pandal. Encuentro en el que se han revisado distintos aspectos de la atención sanitaria y farmacéutica de las personas residentes.

Así, tal como señala la Consejería en nota de prensa, la atención sanitaria como la farmacéutica del paciente crónico pluripatológico y polimedicado constituyen "un área preferente de actuación dentro del proyecto de implantación de la estrategia de la cronicidad en Cantabria".

Dado que la mayor parte de los pacientes que se encuentran en este tipo de residencias cumplen este perfil, Real ha avanzado que desde la Consejería de Sanidad y el Servicio Cántabro de Salud se ha implantado un proyecto piloto de mejora de la asistencia sanitaria y farmacéutica de los enfermos crónicos pluripatológicos y polimedicados en siete centros de mayores, cinco privados y dos públicos (Laredo y Santander). Esta experiencia piloto se irá extendiendo progresivamente al resto de centros de mayores de la comunidad autónoma, según agrega la Consejería.

Por su parte, el presidente de la PAD, Aitor Pellón, ha resaltado el interés por parte de las tres asociaciones en promover entre los profesionales sanitarios un mayor conocimiento de las necesidades asistenciales de los residentes. Entre las posibles áreas de mejora, Aitor Pellón ha citado la disminución de las derivaciones innecesarias, así como la importancia de mejorar la coordinación de la atención farmacéutica.