Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:50
Autonomías > Cantabria

Los colegios cántabros claman por el empaquetado neutro del tabaco

Abogan por imponer restricciones al patrocinio y la publidad, mientras se adopta la medida

Tomás Cobo, presidente del colegio de médicos de Cantabria.
Los colegios cántabros claman por el empaquetado neutro del tabaco
Redacción
Martes, 31 de mayo de 2016, a las 14:20
El Foro Sanitario Profesional de Cantabria, organización que reúne a los colegios de médicos, enfermeros o psicólogos, entre otros, ha mostrado su apoyo al empaquetado neutro y a la campaña a su favor puesta en marcha por la Organización Mundial de la Salud.

Durante un acto con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra este martes, el presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Tomás Cobo, ha abogado por imponer restricciones al empaquetado y el etiquetado de tabaco, “y también a la publicidad, la promoción y el patrocinio”, a medida que se avanza hacia la adopción del empaquetado neutro “de manera gradual”.

Asimismo, ha recordado que el tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública. “Mata a casi seis millones de personas al año, de las cuales más de cinco millones son consumidores directos y más de 600.000 son no fumadores expuestos al humo ajeno”, ha señalado. El consumo de tabaco en Cantabria es similar a la media nacional, que en la actualidad está en el 28% de la población adulta después de bajar cinco puntos en los últimos años.

El acto ha contado con la participación del experto en tabaquismo Javier Ayesta, quien ha defendido que Cantabria es un “modelo” en la lucha contra el tabaquismo y cuenta con una unidad especializada que “probablemente sea la que a más gente vea en España”. “Se ha conseguido mucho, pero también queda mucho por hacer, puesto que se trata de un hábito que mata a la mitad de los consumidores regulares”, ha recordado el experto.

Ayesta ha destacado la importancia del empaquetado genérico, una medida que “no es milagrosa” pero que, en su opinión, va a ser “muy eficaz” para prevenir el inicio del consumo entre los jóvenes, que es el sector de la población en el que la industria del tabaco concentra sus recursos. Para este experto, el hecho de que la industria haya reaccionado contra esta medida “como si le fuera la vida” es la mejor prueba de que “claramente funciona”.