El 16,22% de los cántabros está totalmente satisfecho la sanidad y un 38,4%, más satisfecho que insatisfecho

Los cántabros no están satisfechos con la economía, pero sí con la sanidad


28 feb 2022. 14.50H
SE LEE EN 3 minutos
La mayoría de cántabros está insatisfecho por la marcha de la economía de la región, pero sí lo están con la de la sanidad, según recoge el Instituto Cántabro de Estadística (Icane) en su estudio 'Cantabria en cifras 2021', publicado hoy. Según el citado estudio, en 2020, un 27,43 por ciento de los cántabros encuestados está totalmente insatisfecho con la marcha de la economía de la comunidad, y un 24,7 por ciento, más insatisfecho que satisfecho. Solo el 1,8 por ciento está totalmente satisfecho y un 14,6 por ciento, más satisfecho que insatisfecho.

En el lado opuesto, el 16,22 por ciento de los cántabros está totalmente satisfecho con la marcha de la sanidad en 2020, año de la pandemia, y un 38,4 por ciento, más satisfecho que insatisfecho. En torno al 11,7 por ciento dice estar totalmente insatisfecho y un porcentaje similar más insatisfecho que satisfecho.

En el ámbito de la educación, el 27 por ciento de los cántabros está más satisfecho que insatisfecho con su marcha. En los extremos, un 17,3 por ciento dice estar totalmente insatisfecho y un 5,4 por ciento totalmente satisfecho. Y en el apartado medioambiental, también la mayoría, un 32,5 por ciento, está más satisfecho que insatisfecho. Un 13,3 por ciento está totalmente insatisfecho y un 7 por ciento, totalmente satisfecho.


Renta disponible


Por otra parte, respecto a la renta disponible por hogar, el estudio recoge un incremento de las rentas más altas y un descenso de las más bajas en los últimos cuatro años, es decir, de 2017 a 2020. Así, el tramo de renta hasta 600 euros ha registrado un leve descenso del -0,48 por ciento, hasta representar el 5,18 por ciento en 2020 frente al 5,6 de 2017, mientras que el de 601 a 1.000 euros ha experimentado la mayor caída, -4,12 por ciento, hasta suponer el 9,78 por ciento de los hogares frente al 13,9 por ciento en 2017; seguido del de 1.001 a 1.500 euros, también con un descenso del 4 por ciento, que no obstante aglutina al mayor porcentaje de hogares, el 21,5 por ciento en 2020.

Los hogares con un tramo de renta entre 1.501 y 2.000 euros son un 1,3 por ciento menos que en 2017, el 18,4 por ciento del total; mientras los que tienen entre 2.001 y 3.000 euros han aumentado un 2 por ciento hasta suponer el 21,3 por ciento. El mayor incremento corresponde a los hogares con rentas superiores a 3.000 euros, que han crecido un 3,2 por ciento en cuatro años y suponen el 15,8 por ciento del total.

De este modo, la capacidad de los hogares para afrontar gastos imprevistos ha crecido un 1,25 por ciento desde 2017, hasta situarse en el 63,48 por ciento de los casos en 2020. En este sentido, los hogares que no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos se ha reducido casi un 9 por ciento y representa en 2020 el 27,5 por ciento del total frente al 36,4% de hace cuatro años.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.