Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Cantabria

El SCS culpa al anterior Gobierno del traslado de psiquiatría a Liencres

Acusa al PP de no haber invertido "un euro" en el mantenimiento y rehabilitación del Centro Paraya

El gerente del SCS, Julián Pérez Gil, y la anterior consejera de Sanidad, María José Saénz de Buruaga.
El SCS culpa al anterior Gobierno del traslado de psiquiatría a Liencres
Redacción
Jueves, 08 de septiembre de 2016, a las 10:50
El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha achacado el traslado de la asistencia psiquiátrica al Hospital de Liencres a la, según ha dicho, falta de inversiones del anterior Gobierno regional, del PP, en la rehabilitación y mantenimiento de las instalaciones del Centro Parayas.

“Es el Gobierno bipartito el que, ante semejante herencia, ha tenido que decidir entre realizar una inversión millonaria que resuelva los múltiples problemas de infraestructura que existen o trasladar la actividad a instalaciones adecuadas de las que en este momento dispone la comunidad”, ha afirmado el SCS en un comunicado, con el que ha querido responder a las críticas del PP por este traslado.

El SCS ha negado que exista ningún “desmantelamiento”, como asegura la portavoz del PP de Cantabria y exconsejera de Sanidad, María José Saénz de Buruaga. Los ‘populares’ sostienen que el traslado de Parayas a Liencres encubre el cierre de un centro sanitario público y apuestan por rehabilitar y modernizar esta instalación y sus servicios como su partido incluyó en el Plan de Salud Mental.

Por el contrario, la consejería de la que es titular María Luisa Real, habla de un “aprovechamiento de los recursos públicos disponibles para incrementar los servicios y mejorar la calidad de la atención”. Además creen que este traslado abre “una oportunidad” para desarrollar el Plan de Salud Mental de Cantabria.

El SCS ha añadido que la atención a la salud mental “no se puede llevar a cabo en unas instalaciones obsoletas, deficientes y que no responden a un concepto de asistencia psiquiátrica moderna”. Entre otras deficiencias, el SCS enumera estas: “habitaciones triples, un baño por planta, problemas de seguridad, instalaciones sobredimensionada, edificios sin conexión, grandes distancias, ausencia de redes informáticas y numerosos problemas de accesibilidad”.