24 de mayo de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Autonomías > Cantabria

Cantabria se une a la estrategia nacional de enfermedad neurodegenerativa

Valdecilla colabora con universidades de California e Irlanda para avanzar en el abordaje de estas patologías

Pascual Sánchez-Juan, neurólogo y responsable de la Unidad de Deterioro Cognitivo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.
Cantabria se une a la estrategia nacional de enfermedad neurodegenerativa
Redacción
Jueves, 27 de abril de 2017, a las 11:40
La Consejería de Sanidad ha puesto en marcha un grupo de trabajo para impulsar en Cantabria los objetivos de la estrategia nacional de enfermedades neurodegenerativas, para mejorar el diagnóstico, ofrecer atención personalizada y establecer programas que apoyen y faciliten la actividad de los cuidadores.

Según ha informado el Gobierno regional, este proyecto, coordinado por Pascual Sánchez-Juan, neurólogo y responsable de la Unidad de Deterioro Cognitivo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, cuenta con el asesoramiento del Global Brain Health Initiative (GBHI).

El GBHI es un proyecto colaborativo entre la Universidad de California, San Francisco y el Trinity College de Dublín y está dirigido por el prestigioso neurólogo Bruce Miller, director del Memory and Aging Center de San Francisco.

Con el objetivo de reducir la incidencia y el impacto de la demencia a nivel local y global, el GBHI trabaja en todo el mundo mediante la formación y el apoyo a una nueva generación de profesionales que desarrollen nuevas políticas de salud basadas en la mejor evidencia científica y la innovación.

El doctor Sánchez-Juan ha formado parte del comité organizador de la segunda Conferencia Anual del GBHI celebrada recientemente en Barcelona y junto al co-director del GBHI, el doctor Ian Robertson (Trinity College Dublin) ha moderado la sesión 'Avanzando hacia una política nacional sobre demencia'.

Durante la sesión se ha abordado la magnitud del problema de las demencias, considerado como el principal reto sociosanitario al que se enfrenta nuestra sociedad. Según los expertos, actualmente hay más de 47 millones de enfermos de demencia en el mundo, enfermedad que consume ya más recursos que el cáncer y la patología cardiovascular juntos.

Las previsiones indican, además, que en los próximos años se espera un aumento de casos exponencial asociado al envejecimiento de la población. En relación con la situación de la atención de la demencia en la población española se ha debatido sobre las necesidades y carencias de los pacientes y familiares.