21 de octubre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:20
Especialidades > Neurología

Vivir cerca del tráfico aumenta el riesgo de padecer demencia

Según descubre un estudio publicado en 'The Lancet'

El dióxido de nitrógeno que producen los coches afecta al sistema nervioso con el tiempo.
Vivir cerca del tráfico aumenta el riesgo de padecer demencia
Redacción
Jueves, 05 de enero de 2017, a las 11:00
The Lancet comienza el año con un estudio que confirma una sospecha cada vez más consistente entre los científicos: la relación entre el tráfico, la inhalación de contaminantes por los ciudadanos y su riesgo de padecer demencia con el tiempo. El mismo trabajo, sin embargo, desecha ese mismo vínculo para otras dos enfermedades de índole neurológica: el párkinson y la esclerosis múltiple.

A falta de otras investigaciones que lo ratifiquen, la principal hipótesis que se deduce de la investigación señala al dióxido de nitrógeno, un contaminante producido el motor de los vehículos, como causante, a largo plazo, de deterioro cognitivo en quienes lo inhalan de forma rutinaria.

El autor, Hong Chen, alerta así contra la sospecha, más que fundada, de que los contaminantes derivados de la combustión de los coches inducen la aparición de patologías más allá del campo de la Neumología, donde calan de forma más notoria.

El trabajo escoge una muestra de seis millones de habitantes de Ontario (Canadá) en 2001 y la divide en dos grupos: uno con personas de entre 20 y 50 años para analizar la incidencia de esclerosis múltiple, y otro con habitantes de entre 55 y 85 años para investigar la presencia de demencia o enfermedad de Parkinson.

A priori, los participantes del estudio no padecían ninguna de estas afecciones, habían residido en Ontario al menos durante cinco años y eran oriundos de Canadá.

Después, los autores identifican a aquéllas personas que viven a 50 metros o menos de una carretera con tráfico rodado frecuente; para ello, buscan el código postal en el que figuraban empadronados en 1996, es decir, cinco años antes de comenzar el trabajo.

Acto seguido, valoran la asociación, en la muestra, entre la proximidad del tráfico y la incidencia de demencia, párkinson y esclerosis múltiple con modelos estadísticos diseñados para tener en cuenta otras variables como la presencia de diabetes o daño cerebral en los sujetos del estudio.

240.000 casos de demencia en la muestra

En este punto, la investigación revela que, entre 2001 y 2012, se identificaron 243.611 casos de demencia en la población estudiada; 31.577 de enfermedad de Parkinson y 9.247 de esclerosis múltiple.

Una vez procesados los datos, concluye que la incidencia de deterioro cognitivo en las personas que viven a menos de 50 metros de tráfico rodado es un siete por ciento más elevada que si no cumplen ese requisito. Pero no se encontró ninguna asociación entre tal condición y el riesgo de padecer esclerosis múltiple o párkinson.