27 de mayo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 22:30
Autonomías > Cantabria

Cantabria ofrecerá ayuda psicológica a recién diagnosticados de cáncer

La Consejería acuerda con la AECC extender a la región el programa ‘Primer impacto’

De izquierda a derecha Sara Wolsey y Celia García Horta, de la AECC, y la consejerá María Luisa Real.
Cantabria ofrecerá ayuda psicológica a recién diagnosticados de cáncer
Redacción
Miércoles, 03 de mayo de 2017, a las 17:30
La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha mantenido hoy un encuentro con la presidenta de la Junta Provincial de Cantabria de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Sara Wolsey, en el que han concretado los términos de la implantación en los hospitales del Servicio Cántabro de Salud (SCS) de un programa de atención psicosocial inmediata e integral a los pacientes y sus familiares en el momento inicial del diagnóstico del cáncer, denominado ‘Primer Impacto’.

El programa, desarrollado por la AECC a nivel nacional, contempla la presencia permanente de un psicólogo en los hospitales del SCS, que tratará de identificar de forma rápida y mediante un triaje las principales necesidades y demandas psicosociales de los pacientes para decidir las prioridades en la asistencia y aplicar las primeras medidas de atención psicosocial.

La consejera de Sanidad ha valorado de forma muy positiva esta iniciativa que proporcionará ayuda emocional en un momento, el del diagnóstico de la enfermedad, que genera mucha incertidumbre. Además, ha destacado Real, “atender de forma temprana las necesidades psicosociales de los paciente oncológicos, mitigando sus dudas y temores, redundará en una mejor asistencia integral a los enfermos de cáncer”.

Por su parte, las representantes de la AECC han explicado que el programa está pensado para todas aquellas personas cuyo diagnóstico supone un impacto tal que necesitan ayuda externa para asimilar la nueva situación y adaptarse a ella. La AECC integra a pacientes, familiares, personas voluntarias y profesionales que trabajan para prevenir, sensibilizar, acompañar a las personas, y financiar proyectos de investigación oncológica que permitan un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer. En Cantabria cuentan con más de 3.500 socios y 80 voluntarios.