21 de julio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 12:40
Autonomías > Canarias

Unanimidad para homogeneizar las normas de calidad de la sanidad concertada

El Parlamento canario aprueba con el apoyo de todos los grupos una PNL para garantizar criterios de seguridad y confort

Parlamento de Canarias.
Unanimidad para homogeneizar las normas de calidad de la sanidad concertada
Redacción
Miércoles, 22 de febrero de 2017, a las 14:40
El Parlamento de Canarias ha aprobado este miércoles por unanimidad de todos los grupos una PNL en la que se pide al Gobierno que garantice criterios de calidad, seguridad y confort en la prestación de servicios sanitarios en centros privados.
 
El objetivo de la iniciativa, impulsada por el diputado socialista Marcos Hernández, es aumentar la calidad de los servicios sanitarios en los centros privados, y para ello, ha pedido al Gobierno la modificación de la normativa, ya que el menor coste de la medicina privada obedece "en la mayoría de los casos" al umbral de calidad, y no tanto a la diferencia salarial de los trabajadores del sector público.
 
Según Hernández, las órdenes de homologación se fijaron en 2006, y no se puede “perder más tiempo”. Elena Luis, del Grupo Nacionalista, ha apoyado el objetivo y el contenido de la PNL, aunque ha advertido de que dos meses "es poco tiempo" para modificar la normativa, de ahí que se haya aprobado su enmienda para elevar el plazo hasta seis.
 
El portavoz de NC, Román Rodríguez, ha asumido que hay "polémica" sobre los conciertos sanitarios privados, aunque ha precisado que cuando se "normalicen" desde el punto de vista legal, seguirán las listas de espera y el colapso en las áreas de Urgencias. "Hay que cerrar este capítulo con claridad", ha indicado.
 
Juan Márquez, de Podemos, ha agradecido que el PSOE se sume al debate sobre la concertación "ahora que está en la oposición", incidiendo en que las condiciones laborales de los trabajadores del sector privado son peores y hay menos niveles de calidad. Ha dicho que es necesario "trasparentar" la gestión de los conciertos privados, y se ha negado a que hacer una auditoría frene la gestión en la Consejería de Sanidad.