El director de Salud Pública de Canarias se une al documento Lecciones del Covid-19 que impulsa Redacción Médica

"La cepa británica nos va a obligar a revisar todos los protocolos"
José Juan Aleman, director Salud Pública de Canarias.


02 feb 2021. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
Con la colaboración de
Nunca antes ser responsable de Salud Pública de una comunidad autónoma había supuesto asumir tanta responsabilidad de cara a la ciudadanía, con decisiones que marcan el día a día de la población. Con el objetivo de reflexionar sobre las decisiones tomadas durante la pandemia, José Juan Alemán Sanchéz, director general de Salud Pública de Canarias, une su perspectiva a 'Lecciones del Covid-19', el documento impulsado por Redacción Médica con recomendaciones de las principales voces del sector para reformular el Sistema Nacional de Salud.

¿Qué medidas considera que fueron más acertadas ante la primera ola ante el Covid-19?

Sin lugar a duda el confinamiento. Es evidente que para controlar la transmisión comunitaria del virus el confinamiento es la medida más efectiva y así ocurrió. También se hizo una gran labor en el Ministerio de Sanidad en la coordinación con todas las comunidades, permitiéndonos participar y apostando por un modelo de cogobernanza. Ahí vivimos un cambio en el espíritu de colaboración y toma de decisiones.

¿Cuáles fueron los mayores errores ante la primera ola, visto con perspectiva?

En la desescalada fuimos demasiado deprisa, no fuimos capaces de darnos cuenta que esto no se acababa tras el confinamiento, que iba ser una pandemia mas dura y que las olas que vendrían después iban a ser tan importantes. Las comunidades llevaron a cabo una desescalada demasiado rápida. En Canarias tuvimos la suerte que el impacto no fue tan negativo y no hemos llegado a esas descomunales incidencias acumuladas.

¿Qué cree que ha hecho que España se enfrente a una tercera ola como en la que estamos inmersos?


"Hasta ahora nos hemos estado defendiendo, pero con la vacuna pasamos a ser proactivos"


Esto es producto de la desescalada rápida y no alcanzar un suelo epidemiológico bajo y haberlo consolidado. Además, nos ha coincidido con unas festividades que abonan la transmisión del virus y donde se relajaron las medidas. Esto fue un error, era como sacar el demonio de la botella para volver a meterlo. Además, sabemos que la cepa británica estaba presente en el país desde diciembre y esta tiene una mayor capacidad de contagio. 

¿Qué medidas se deberían tomar para frenar la pandemia en nuestro país?

La cepa británica nos va a obligar a revisar todos los protocolos y a ser más estrictos y restrictivos en las medidas aplicadas en los espacios cerrados. Incluso debemos revisar los criterios de contactos estrechos, el uso de mascarilla, la distancia de seguridad… Más allá de eso, deberíamos limitar la movilidad municipal y por supuesto entre países donde hay una alta incidencia del Covid-19 y, especialmente, de la cepa británica.

¿Confía en la vacuna como solución a la situación creada por este coronavirus?

Creo que ha cambiado el paradigma de actuación. Hasta ahora nos hemos estado defendiendo, pero con la vacuna pasamos a ser proactivos. Tenemos una herramienta que es segura y eficaz. Es un elemento importante pero no creo que sea la solución a corto plazo. Aún debemos seguir con las medidas de prevención de contagios. Será la solución, pero a un periodo de tiempo más largo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.