24 de julio de 2017 | Actualizado: Lunes a las 18:10
Autonomías > Canarias

Canarias lidera un proyecto europeo para educar en salud a la población

La iniciativa, con una subvención de casi 2 millones de euros, busca 'alfabetizar' ante las RRSS y la televisión

Edificio central de la Universidad de La Laguna, en Tenerife.
Canarias lidera un proyecto europeo para educar en salud a la población
Redacción
Miércoles, 01 de marzo de 2017, a las 11:10
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias lidera un proyecto europeo, financiado en la convocatoria Horizonte 2020, que promueve la mejora de la “alfabetización digital de los ciudadanos de la UE en el ámbito de la salud”, ante la creciente “influencia de la televisión” y las redes sociales sobre las conductas y la salud de los ciudadanos y la brecha digital existente entre muchos colectivos sociales.
 
Ante esta realidad, universidades y centros de investigación en salud de España (Universidad de La Laguna y Universidad de Las Palmas de Gran Canaria), Bélgica, Italia, Reino Unido, Estonia, Dinamarca e Irlanda participan en el proyecto 'Mejorando la Alfabetización Digital en Salud en Europa' (IC-Health, Improving Digital Health Literacy in Europe), liderado por la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud que cuenta con una subvención europea de 1.974.187,50 euros.
 
Con esta línea de investigación se pretende sentar las bases para crear un ecosistema de salud digital adecuado que permita ofrecer herramientas a la población europea para encontrar, comprender y evaluar adecuadamente la información que encuentra en Internet, y que ese conocimiento favorezca la toma de decisiones, ya que los ciudadanos alfabetizados digitalmente están preparados para desempeñar un papel más activo en la auto-gestión de su salud, lo que aporta mejores resultados en términos vida más saludable.
 
Para avanzar en ese objetivo, el proyecto diseñará 35 cursos en línea de acceso abierto (MOOC, acrónimo en inglés de Massive Online Open Courses), en siete idiomas diferentes (inglés, francés, italiano, danés, alemán, holandés y español) y para diversas cohortes de población (niños, adolescentes, mujeres embarazadas y madres lactantes, ancianos y personas afectadas o susceptibles de ser afectadas por diabetes tipo 1 y 2).
 
Estos grupos, junto con profesionales de la salud, académicos y otros expertos se organizarán en comunidades de práctica e involucrarán directamente en el contenido y estructura de cada curso, cuyo uso e impacto serán monitorizados y evaluados para asegurar su aceptación y sostenibilidad más allá de la duración del proyecto.
 
De esta manera, el proyecto IC-Health permitirá realizar un análisis de la alfabetización en salud de los distintos cohortes de población a los que se dirige, y podrá dibujar un perfil de los grupos a los que se podrá comunicar y dirigir en función de sus especificidades y de su nivel tecnológico.

Informe nacional y europeo
 
Toda esta información, más la revisión de la literatura actual al respecto, se pondrá en común en un informe que pondrá de relieve los factores clave, los conductores, los obstáculos y las tendencias de salud en el ámbito digital.
 
Este informe tendrá una visión nacional, para cada uno de los países integrantes en los mismos, y una más global a nivel europeo, y también enfatizará los intereses de salud para cada uno de los grupos de edad y condiciones señaladas.
 
Finalmente, el informe incluirá una estrategia de comunicación y difusión social aplicada a la educación sanitaria a través de la tecnología. Entre otras líneas de trabajo, se dinamizarán 35 comunidades en distintos países que generen los cursos sobre educación sanitaria compartidos y co-creados.
 
Además, se garantizará la sostenibilidad de los cursos MOOCs creados al respecto gracias al análisis de los agentes implicados para convertirlos en una herramienta que crezca más allá del propio proyecto.
 
En todos los casos, se crearán herramientas de formación y comunicación para distintos grupos de usuarios como responsables políticos, pacientes e usuarios que estén en una fase de toma de decisiones, investigadores, sanitarios y directivos en materia de salud.