21 nov 2018 | Actualizado: 10:50

¿Qué falla para que la sanidad pública contrate a un médico inhabilitado?

El Servicio Canario de la Salud ha destituido a un facultativo que ejercía en El Hierro pese a estar inhabilitado

Jesús Morera, consejero de Sanidad, y Rodrigo Martín, presidente del Colegio de Médicos de Tenerife.
¿Qué falla para que la sanidad pública contrate a un médico inhabilitado?
dom 24 julio 2016. 11.20H
Sergio López
Ha vuelto a suceder. Tras el reciente caso del falso médico que estuvo atendiendo a pacientes en Figueres (Cataluña), ahora Canarias vive un escándalo semejante por un facultativo impostor. El Hospital de El Hierro ha tenido que destituir fulminantemente a su nuevo traumatólogo y ha puesto su caso en conocimiento de la fiscalía. En este caso el denunciado sí era facultativo colegiado, pero sobre él pesaba una inhabilitación y ni siquiera está claro que contara con la homologación para ejercer la especialidad para la que fue contratado.

La alarmas saltaron el jueves 14 de julio, cuando otro profesional del hospital descubrió que Luis Santiago Mesa, que acababa de ser contratado hacía dos semanas, estaba inhabilitado desde 2012 y hasta diciembre de 2017. La comprobación la hizo a través de la web de la Organización Médica Colegial (OMC), que ofrece información sobre la situación jurídica de todos los colegiados de España y viene perfectamente recogida la inhabilitación de Mesa. La OMC añade que, además de la publicación en la web, en su día remitieron una comunicación a todos los colegios de médicos de España.

El profesional que descubrió la sitiación puso los hechos en conocimiento del Juzgado de Instrucción de El Hierro, de la Inspección de Trabajo y del Servicio Canario de la Salud (SCS). Al día siguiente, el traumatólogo reconoció estar inhabilitado y fue destituido de forma inmediata. El gerente del Área de Salud, Luis González, ha confirmado que se ha presentado una denuncia contra él.

Los peligros de las prisas

¿Qué falla para que un facultativo inhabilitado por sentencia judicial termine trabajando en un servicio de salud regional y tenga que ser un trabajador de a pie haga saltar las alarmas? En este caso, no ha fallado la comunicación entre los diferentes colegios de médicos. El facultativo estaba colegiado en Madrid y su colegio había notificado su inhabilitación, de manera que ésta era de público conocimiento y así constaba en la OMC. Rodrigo Martín, presidente del Colegio de Médicos de Tenerife, responsabiliza de la situación a “las prisas” y los “peligros” que éstas generan.

“A veces en las islas más pequeñas, cuando se quedan sin especialistas corren demasiado para cubrirlos”, explica Martín. El médico inhabilitado llegó a la Isla ante la falta de facultativos que sufre El Hierro, después de que el Servicio Canario de Salud publicara un anuncio en busca de traumatólogos. Según ha explicado el gerente del Hospital de El Hierro, Luis González, el facultativo contratado firmó una declaración jurada de que toda la documentación que aportaba era verdadera. De hecho, según señala el gerente, antes de contratar a Mesa “se habló con otros ocho o nueve profesionales” que fueron descartados “por no tener el título homologado”.

Declaración jurada

Según Martín, tanto la gerencia del Hospital como el SCS han incurrido en una responsabilidad administrativa, por no comprobar de oficio la documentación que aportaba el nuevo fichaje del centro y fiarse de su palabra. Aquí entran en juego “las prisas” mencionadas antes. Si antes de contratar al profesional, se le hubiera exigido que regularizase su situación colegial en la provincia (y no al contrario, como se hizo en este caso), hubiera sido el propio Colegio el que hubiera destapado el asunto.

Desde la OMC se recuerda que cuando un médico va a trabajar por primera vez a una empresa, esta le debe exigir su certificado de colegiación y en este expediente constará, si es o no médico, su especialidad y su estado de ejercicio. “Un médico debe estar colegiado allí donde tiene su domicilio profesional principal y si cambia de provincia en este ejercicio, debe hacer un traslado de su expediente colegial”, recuerda un portavoz de la corporación.

Una de las comprobaciones que ha intentado hacer el Colegio tinerfeño con posterioridad es si Mesa es realmente traumatólogo o no. Han trasladado la cuestión al Colegio de Médicos de Madrid, al cual no le consta que su colegiado disfrute de ninguna homologación para ejercer esta especialidad. No obstante, Martín apunta que esto no es concluyente, ya que puede suceder que el facultativo se olvidase de aportar este título a su colegio.

El consejero de Salud canario, Jesús Morera, ha adelantado que se denunciará al médico por falsedad documental. Será la justicia quien arroje luz sobre este asunto. Entretanto, el departamento de Morera ha anunciado que reevaluará a todos los pacientes atendidos por el médico.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.