La previsión es que entre 20 y 25 personas reciban cada año este tipo de tratamientos en el centro hospitalario

Son Espases comienza a tratar a pacientes oncológicos con terapias CAR-T
La consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, durante la visita a Son Espases.


10 ago 2022. 14.55H
SE LEE EN 3 minutos
El Hospital Universitario Son Espases, mediante el Servicio de Hematología y Hemoterapia, ha comenzado a tratar pacientes oncológicos con terapias avanzadas o personalizadas CAR-T después de haber recibido la autorización del Ministerio de Sanidad.

Durante la visita, este miércoles, de la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, al laboratorio de hematología de Son Espases, donde se lleva a cabo este tipo de terapia, ha explicado que este tipo de tratamiento es "complejo".

La previsión es que cada año se puedan beneficiar entre 20 y 25 pacientes de Baleares, que evitarán trasladarse a Barcelona, que es donde se hacía hasta ahora. En junio el Ministerio de Sanidad incorporó este hospital, junto con otros trece hospitales de España, a la red de centros acreditados para ofrecer terapias avanzadas CAR-T.

La autorización ha sido posible gracias a la larga experiencia del hospital en el trasplante alogénico y en la obtención de la acreditación Jaice en el trasplante de progenitores hematopoyéticos.

En este momento, según ha avanzado la jefa del Servicio de Hematología de Son Espases, Antònia Sampol, están recibiendo este tratamiento principalmente personas con leucemia o linfomas. "La previsión es que más adelante se pueda aplicar a otro tipo de tumores", ha indicado. En la visita al gabinete donde se lleva a cabo el procedimiento, junto con los laboratorios del Servicio y la unidad de hospitalización, también han estado presentes el director general de Prestaciones y Farmacia, Nacho García; el subdirector de Hospitales y Salud Mental del Servei de Salut, Francesc Albertí; y el director gerente de Son Espases, Josep Pomar.

¿Qué es la terapia CAR-T?


La terapia CAR-T utiliza el sistema inmune de paciente y consiste en extraer células inmunitarias del paciente, que se modifican genéticamente en el laboratorio y después se le infunden para que ataquen las células cancerosas.

De momento, esta terapia está indicada para pacientes con linfomas y leucemias agudas linfoblásticas refractarias donde los tratamientos han fallado, incluso el trasplante. Se prevé, pero, que en los próximos años se amplíen las indicaciones para enfermedades como el linfoma de células del manto, el linfoma folicular o el mieloma múltiple.

La inmunoterapia celular con CAR-T es un paso importante porque permite tratar específicamente el tumor dirigiendo el sistema inmune del paciente mismo para erradicar el tumor, sin los efectos secundarios de la quimioterapia sobre los otros órganos y tejidos, es decir, con menos efectos secundarios para el paciente. Además, es una terapia disruptiva y ofrece posibilidades terapéuticas y de curación en patologías y situaciones en que las terapias convencionales de las que se disponen ahora han fallado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.