19 nov 2018 | Actualizado: 21:40

Salud revisa la medicación de 1.048 ancianos para reducir la polimedicación

Doce centros de salud de Mallorca ya han incluido mejoras en el tratamiento de 1.015 pacientes

Juli Fuster, director del Servicio de Salud.
Salud revisa la medicación de 1.048 ancianos para reducir la polimedicación
mar 22 agosto 2017. 11.50H
Redacción
Doce centros de salud de Mallorca han revisado la medicación de 1.048 personas mayores para “mejorar resultados y medicaciones”, un plan enmarcado dentro del Programa de atención a los pacientes polimedicados con lo que el Servicio de Salud (Ib Salut) pretende “reducir los efectos adversos de la medicación”.

Según ha informado este martes Ib Salut, con esta decisión se dirige a las personas mayores de 75 años que toman más de diez medicamentos. Además, entre los meses de mayo de 2016 y 2017 ya ha incluido propuestas de mejora en el tratamiento de 1.015 usuarios.

Esta iniciativa la ha impulsado la Gerencia de Atención Primaria de Mallorca para prevenir más del 70 por ciento de los acontecimientos adversos y, debido a que “más de un tercio de los casos urgentes en los centros de atención primaria presenta un resultado negativo asociacio a la medicación”, han señalado.

Sin embargo, entre las consecuencias adversas de la polimedicación, han resaltado “la falta de eficacia terapéutica o preventiva, las interacciones entre medicamentos o el incremento del número de ingresos hospitalarios”.

Para lograr beneficios en la salud de estos pacientes, intervienen el farmacéutico de atención primaria del centro de salud -en un primer lugar-, así como los médicos de familia y la enfermera comunitaria.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.