Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Autonomías > Baleares

Querella criminal contra gerentes y concesionaria del Son Espases

El Servicio de Salud afirma que no ha recibido la notificación y que no tienen constancia de estas malas prácticas

Carlos Feced, director general de la concesionaria del Hospital Son Espases.
Querella criminal contra gerentes y concesionaria del Son Espases
Juanma Fernández
Jueves, 12 de mayo de 2016, a las 19:00
El sindicato CCOO en Baleares ha presentado una querella criminal contra la concesionaria y los últimos gerentes (años 2013-2016) del Hospital Universitario de Son Espases por un delito contra los trabajadores por la "dejadez en la gestión de residuos sanitarios". Así lo ha informado en rueda de prensa el adjunto a la Secretaría General de la Federación de Sanidad de CCOO, Manel García, que ha remarcado que es "lamentable" que "para defender los derechos de los trabajadores se tenga que acudir a los tribunales".

Fuentes del Servicio de Salud balear han explicado a Redacción Médica que el mencionado hospital "no ha recibido ninguna notificación de la fiscalía". Asismismo, han aclarado que la gestión de residuos "está concesionada", y que el centro dispone de "una estructura que inspecciona, vigila y controla que la concesión actúe conforme a la legalidad vigente en materia de gestión de residuos sanitarios". Estas mismas fuentes también han querido aclarar que las incidencias que pudiera haber se le comunican a la concesionaria y se le insta a tomar las medidas correctoras que, de no tomar en el plazo estipulado, "conllevan una sanción a la empresa" que tiene la concesión.

El Servicio afirma que no tienen constancia de que la concesionaria esté cayendo en algún "incumplimiento grave" en el hospital y, en cualquier caso, no dejan de mostrar su extrañeza por una denuncia que llega en 2016 cuando el problema presuntamente se lleva dando desde hace tres años.

Francisco Moreno, delegado de Prevención de CCOO en el hospital, ha precisado que los residuos que se acaban almacenando por distintas partes del centro pueden "causar infecciones" y por lo tanto, poner en riesgo la salud tanto de "trabajadores y pacientes como de los ciudadanos" que acudan a las instalaciones. Según han explicado, en el antiguo Hospital de Son Dureta, se pasó de 25 trabajadores encargados de recoger residuos a 14 y cuando se hizo el traslado a Son Espases, la plantilla quedó en ocho. "En Son Dureta, había una superficie de 170.000 metros cuadrados, en Son Espases es de 400.000 cuadrados, solo hay que sumar dos y dos", ha dicho Moreno.

¿Delito contra el medio ambiente?

Durante la presentación de la querella a los medios, han mostrado distintas fotografías (varias de este mismo miércoles) en las que se ha podido ver distintas partes del centro como la zona de almacén, la nevera de cocina, los contenedores de residuos de anatomía patológica o el pasillo de investigación y microbiología con distinta cantidad de residuos amontonados y convoyes de contenedores, algunos sin cerrar. Asimismo, hay una fotografía de la nevera de residuos peligrosos en la que se pueden ver jeringuillas y restos de fluidos entre las baldas de madera y por el suelo o incluso un contenedor con restos de sangre.

La querella está presentada contra todos los que hayan ocupado el cargo de director general de la concesionaria del Hospital Universitario de Son Espases desde enero de 2013 hasta la actualidad, incluyendo a Carlos Feced y contra quienes hayan ocupado el cargo de director gerente del centro en el mismo periodo.

A parte del presunto delito de los trabajadores, desde CCOO creen que también podría haber un delito contra el medio ambiente y han avisado que lo que está ocurriendo en Son Espases se está reproduciendo de "manera mimética" en el Hospital de Can Misses en Ibiza. Según han manifestado, desde la Consejería de Salud no se les ha respondido al respecto de este asunto.