Es la segunda comunidad autónoma tras Cataluña que libra de la cuarentena a los adolescentes

Los alumnos baleares con pauta completa no se confinarán si hay positivos
El conseller de Educación y Formación Profesional, Martí March y el director general de Planificación, Antoni Morante.


31 ago 2021. 14.45H
SE LEE EN 3 minutos
Los alumnos mayores de 12 años de las Islas Baleares que ya hayan completado la vacunación contra el Covid-19 no tendrán que guardar cuarentena en el caso de haber sido contacto estrecho con un positivo. Así lo ha señalado en una rueda de prensa el conseller de Educación y Formación Profesional, Martí March, que ha avanzado algunas claves del nuevo curso que comenzará dentro de 10 días y que aspira a ser lo más presencial posible.

March ha explicado que librar de la cuarentena a los estudiantes vacunados busca incentivar, por un lado, la presencialidad y fomentar, por otro, la vacunación. Respecto al uso de la mascarilla en los centros escolares, el director general de Planificación, Antoni Morante, ha señalado que, a diferencia de los ocurrido en otras Comunidades Autónomas, en los centros escolares de las Islas seguirá siendo obligatoria en interiores y exteriores "al menos durante el primer trimestre". También como novedad, los padres sí que podrán entrar a los centros en el momento de dejar o recoger a los hijos.

¿Cómo está la vacunación en estudiantes y profesores?


El conseller ha destacado que a diez días para la 'vuelta al cole' está "todo listo" salvo alguna cuestión mínima relacionada con los protocolos sanitarios.  Con el 90 por ciento de los profesores vacunados y con el 75 por ciento de los estudiantes mayores de 12 años con al menos una dosis, el conseller ha instado a "no relajar las medidas de protección" insistiendo en que la vacuna no evita la propagación de la enfermedad, aunque sí una evolución más grave.

En este sentido, March ha confiado en que la escuela pueda ser el ámbito en el que la vacunación, a través de los hijos hacia sus padres, experimente un nuevo impulso especialmente en la franja de personas de entre 20 y 40, con tasas de vacunación algo más bajas y entre las que se encuentran muchas personas con hijos pequeños.

Tanto el conseller como el director general han expresado su confianza en que más allá de las campañas que se están haciendo desde el Govern y descartando la inoculación por la complejidad logística en los colegios, los equipos directivos, los profesores y las familias, a través de las Fapas, desarrollen una labor pedagógica a nivel interpersonal para compartir la "responsabilidad y la solidaridad" de la vacunación.

Además, el conseller de Educación no considera que el regreso a las aulas vaya a suponer una dificultad para acudir a los centros de vacunación. "Seguro que ningún centro pone pegas a que alguien pierda unas pocas horas en ir a vacunarse", ha apuntado.

Respecto al profesorado con el que arrancará el nuevo curso, el conseller ha destacado que de las 1.114 plazas de oposiciones que se han celebrado recientemente, 800 ya han sido asignadas, así como los interinos. Por otra parte, ha apuntado que se mantiene el refuerzo de profesores derivado de la Covid aunque será algo inferior a los 600 docentes extra que se contrataron el pasado curso. En este sentido, March ha destacado que durante el pasado curso se realizaron alrededor de 3.000 sustituciones, una cifra que se espera que este curso se reduzca.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.