26 de mayo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 22:30
Autonomías > Baleares

Ibiza encara el verano: la isla no dejará a un médico de refuerzo sin casa

La Consejería de Sanidad habilitará una zona del hospital de Can Misses como residencia para profesionales

Hospital de Can Misses.
Ibiza encara el verano: la isla no dejará a un médico de refuerzo sin casa
Olga Rodríguez
Miércoles, 22 de marzo de 2017, a las 12:20
Ibiza habilitará una zona del antiguo hospital de Can Misses para convertirla en una residencia temporal de profesionales sanitarios que refuerzan la asistencia sanitaria de la isla durante los meses de verano.  De esta forma, la Consejería de Sanidad de Baleares quiere impedir que la dificultad para encontrar un alojamiento asequible sea una piedra en el zapato para que los sanitarios decidan trabajar en Ibiza.

La residencia para profesionales se ubicará en la zona de pediatría del antiguo hospital, que fue reformada poco antes del traslado de éste. Por esta razón, explican desde la Consejería a Redacción Médica que “no es necesario hacer obras en esta zona, solo acondicionarlas con mobiliario”. En total, se habilitarán 6 habitaciones de uso individual con baño para “facilitar la llegada de los profesionales” a Ibiza.

Aunque “los criterios todavía no se han definido, cualquier profesional que lo necesite podrá hacer uso de estas habitaciones”. Sin embargo, se trata de habitaciones de uso “temporal, hasta que puedan encontrar una vivienda en la isla”. Además, según la Consejería, se cobrará un alquiler “anecdótico” a quiénes hagan uso de ellas y se limitará el tiempo de estancia.

Más habitaciones para el año que viene

El proyecto de reforma de Can Misses, que salió a concurso la semana pasada, incluye una residencia para profesionales, otra para pacientes y familiares desplazados desde Formentera, la reubicación del Centro de Salud de Can Misses y una zona con 50 camas para pacientes de larga estancia o crónicos, entre otros servicios.

Además, en la segunda fase del proyecto se habilitarán 6 camas más para profesionales que estarán listas para la temporada de verano de 2018 y se crearán zonas comunes. Los pacientes y familiares desplazados desde Formentera, contarán también, a partir del año que viene, con una zona de taquillas y duchas.

El objetivo es que la primera parte del proyecto esté lista antes de junio para poder facilitar la llegada de los profesionales a partir de junio.