14 dic 2018 | Actualizado: 21:45

El Son Llàtzer moderniza sus equipamientos y reduce las listas de espera

Se ha renovado cerca del 70% de los equipos hospitalarios

La presidenta del Govern, Francisca Armengol y, la consejera de Salud, Patricia Gómez, durante la visita al hospital.
El Son Llàtzer moderniza sus equipamientos y reduce las listas de espera
mié 19 julio 2017. 14.30H
Redacción
El Hospital Son Llàtzer ha renovado cerca del 70 por ciento de los equipamientos previstos en el Plan de Renovación Tecnológica del Govern, lo que está permitiendo la reducción de las lista de espera quirúrgica y de consultas, así lo ha asegurado la presidenta del Govern, Francina Armengol, durante una visita por las instalaciones del centro hospitalario.

Al acto ha asistido también la consejera de Salud, Patricia Gómez, para comprobar 'in situ' la evolución de las actuaciones previstas dentro del plan. Esta reforma del Son Llàtzer supone una inversión de doce millones de euros y ya se han ejecutado actuaciones por un valor aproximado de ocho millones. Entre las inversiones realizadas destaca la actualización de la resonancia magnética, la tomografía axial computada (TAC), la sala de radiología digital, los ecógrafos y el equipamiento de anestesia.

Armengol ha explicado que el objetivo primordial es "mejorar el sistema de salud, para hacerlo más accesible e incrementar la calidad”. Por ello, ha destacado que es necesario “un acuerdo con los profesionales que mejore sus condiciones profesionales y les dé más estabilidad, aplicar un plan de infraestructuras e invertir en tecnología con el fin de posibilitar una atención más eficaz”.

Reducción de las listas de espera

La mandataria balear ha resaltado que “las inversiones están dando rápidamente sus frutos con una reducción notable de las listas de espera, una mayor eficiencia en la atención a los pacientes y unas condiciones de trabajo más cómodas para los profesionales de este centro, gracias a las cuales el servicio mejora día a día”. Ahora hace un año el Govern apostó por la renovación tecnológica de los equipamientos de Son Llàtzer, que fechaban de diciembre de 2001, cuando se inauguró el centro hospitalario.

Además, se ha invertido más de un millón de euros en obras ejecutadas tanto en el Hospital Son Llàtzer como en el Hospital Joan March. Destacan los más de 100.000 euros destinados a la ampliación de 17 camas de observación del área de urgencias.

La consejera de Salud también se ha sumado a la reivindicación de Armengol sobre la modernización de equipamientos y la reducción de las listas de espera. “En Son Llàtzer –ha reconocido Gómez– se ha hecho un gran esfuerzo, que ha tenido como resultado una reducción en 5.000 personas en la lista de espera de más de dos meses para una consulta y 150 pacientes menos que esperan más de seis meses para una intervención quirúrgica”.

Concretamente, con respecto a la lista de espera de consultas con el especialista, de las 5.850 personas que el año 2016 esperaban más de 60 días para una consulta, se ha pasado a 1.109 (un 81 por ciento menos). Asimismo, la media de tiempo de demora para una consulta con el especialista ha bajado de 77 a 31 días. En relación con las intervenciones quirúrgicas, el número de personas que esperaba más de seis meses ha pasado de 249 a 98, mientras que la media de tiempo de demora ha pasado de 78 días a 68 en el mismo periodo. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.