19 de junio de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:25
Autonomías > Baleares

El PP balear lleva al Senado la supresión del decreto sanitario del catalán

Se insta al Gobierno de Armengol a valorar el catalán como un mérito y no como un requisito

Imagen de la reunión mantenida entre Biel Company, Riera y los senadores del PP con los delegados sindicales del CSIF.
El PP balear lleva al Senado la supresión del decreto sanitario del catalán
Redacción
Martes, 17 de abril de 2018, a las 11:55
El Partido Popular de las Islas Baleares ha presentado una moción en el Senado para instar al Govern de Francina Armengol a que el conocimiento de la lengua cooficial se valore como mérito y no como un motivo de exclusión, lo que supone “defender el acceso a la función pública sin restricciones”, han señalado desde el PP balear.

Desde el Partido Popular de las islas señalan que “es una medida que amenaza con perjudicar seriamente la calidad asistencial sanitaria en Baleares y que complica, todavía más, la llegada de profesionales sanitarios a nuestras islas para cubrir todas las plazas necesarias”. Destaca, además, el elevado número de personal estatutario temporal procedente de otras comunidades que actualmente presta servicios en los diferentes centros que integran el Servicio de Salud de Baleares.

“En Baleares, se ha hecho norma de obligado cumplimiento, la exigencia de un nivel concreto de conocimiento de la lengua cooficial para el personal estatutario del servicio de salud, habiéndose llegado a la contradicción de que para cubrir algunas plazas se puede exonerar determinados puestos de trabajo del nivel de catalán”, señala el PP en la moción presentada. Company ha instado al Gobierno central a analizar este decreto con vistas a un posible recurso.

Biel Company, presidente del PP ha trasladado a los representantes de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) el compromiso de la formación de derogar el decreto aprobado recientemente por el Govern. En esta línea se enmarca la moción, firmada por los senadores Miquel Ramis, Catalina Soler y Santiago Marí, que fue registrada la pasada semana en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado.