El IdISBa capta 1,6 millones del ISCIII para contratar investigadores

El objetivo es profundizar en el tratamiento del cáncer de colón o el diagnóstico de infecciones

El director científico del IdISBa, Miguel Fiol.
El IdISBa capta 1,6 millones del ISCIII para contratar investigadores
lun 23 diciembre 2019. 13.30H
El Instituto de Investigación Sanitaria de Baleares (IdISBa) ha captado un total de 1.697.697 euros del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) para contratar investigadores y financiar proyectos. El objetivo es profundizar en cuestiones como el tratamiento del cáncer de colon o el diagnóstico de infecciones que hasta el momento no se han podido identificar. Esta financiación ha sido posible después de que el centro balear haya competido por primera vez en las convocatorias de la Acción Estratégica en Salud (AES) específicas para institutos de investigación sanitaria (ISS) acreditados.

Para el director científico del IdISBa, Miguel Fiol, ha puesto de relieve que han logrado atraer estos fondos competían con los de los otros 30 ISS que hay en España y que "luchan por lo mismo", ha dicho en una entrevista con la Agencia Efe. Estos fondos son importantes porque permitirá a los científicos dejar atrás por un tiempo la precariedad ligada a esta profesión "muy vocacional" y en la que "lo habitual es tener un horizonte inseguro desde el punto de vista económico". Gracias a esta financiación "su panorama cambia completamente", sostiene Fiol.

Uno de los proyectos destino de esta financiación es el liderado por Gwendoly Barceló y el inmunólogo Daniel López, cuya finalidad es investigar el cáncer de colón para mejorar la identificación de cada subtipo de este cáncer que está entre los de mayor incidencia, algo que "condiciona muchísimo" el abordaje y la terapia que recibirá el paciente. La especialista mallorquina explica que "se ha visto que dentro de cada categoría de cáncer de colon hay muchos subtipos y que hay que conocerlos mejor molecularmente" para combatirlos.


Un apoyo fundamental


Este apoyo económico es fundamental en un momento en el que la mayoría de las investigaciones de cáncer de colon se centran en la epigenética. Por eso, considera que su proyecto es "un poco peculiar respecto a los grupos de estudio más frecuentes" por centrarse en los lípidos de membrana, sostiene Barceló. "Consideramos que los lípidos nos pueden ayudar a refinar la clasificación en subtipos del cáncer colorrectal y dar matices que otros estudios no dan", detalla.

Este estudio durará hasta 2023 y empezará en enero, aunque deriva del trabajo que lleva desarrollando el grupo desde 2013, cuando se fundó el IdISBa, por lo que Barceló destaca la importancia de contar con financiación de forma sostenida en el tiempo: "Es vital porque tres años pasan muy rápido". Para investigar requieren tejido vivo por lo que colaboran "muy estrechamente" con tres servicios del Hospital Universitario Son Espases: Aparato Digestivo, Cirugía Colorrectal y Anatomía Patológica.


Estos fondos son importantes porque permitirá a los científicos dejar atrás por un tiempo la precariedad


Por otro lado, la especialista en Microbiología Química y Parasitología Carla López desarrolla su investigación estrechamente con Son Espases. "Trabajo con secuenciación masiva, que permite obtener el genoma completo de las bacterias, donde está toda la información, algo que posibilita desde hacer estudios epidemiológicos con mayor profundidad, a estudiar la resistencia antibiótica y obtener mucha más información y además, conforme está avanzando, con mayor rapidez". En este caso, el objetivo es identificar más deprisa el causante de una infección e incluso lograr diagnósticos hasta ahora imposibles.

"No todos los microorganismos se pueden cultivar pero sí se pueden secuenciar" y en aquellos casos donde un cultivo no lleva a un diagnóstico "por secuenciación quizá sí puedes llegar a obtenerlo", detalla López. Su proyecto ha obtenido un contrato Juan Rodés, cuya finalidad es añadir al Sistema Nacional de Salud (SNS) a especialistas con perfil investigador para que, de este modo,”toda la investigación pase lo más rápido posible al paciente". Además, se dedicará en un 50 por ciento a investigación y otro 50 por ciento a asistencia y gracias al contrato afronta el reto de "montar un área nueva de diagnóstico" en el Servicio de Microbiología de Son Espases.

Asimismo, con un contrato de técnico bioinformático de soporte a los grupos de investigación en el IIS, Josep Moncunill trabajará tanto con Barceló como con López, ayudando a analizar todos los datos que vayan obteniendo. "La idea es hacer reproducibles análisis muy complejos y que requieren mucho tiempo, para realizarlos de manera computacional rápida".


Mayor independencia investigadora


De este modo, se centra en aportar a los científicos conocimientos o bien prepararles unas herramientas para que sean "al máximo posible independientes". Mouncil coincide con sus compañeros en que todo esto es "una suerte increíble y al mismo tiempo una tortura" poder desarrollar un trabajo transversal para distintos grupos de investigación porque entra en contacto con muchas disciplinas. "Yo me estoy doctorando en Hematología y estoy conociendo cosas que no tenían nada que ver. Es apasionante", sostiene.

En cualquier caso, "lo que tenemos en común los investigadores, es que cuando ves a otro que ya tiene al menos unos 30 años, es que ha sobrevivido a la no-financiación". Barceló coincide: "Basta con pararse a pensar un momento al ir al médico en alguna de las pruebas que hacen y que dan una información importantísima a los médicos, porque cada una de ellas, alguien ha tenido que desarrollarla".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.