10 dic 2018 | Actualizado: 17:00

Baleares aprueba la norma que limita la espera para acceder a su sanidad

Ofrecerá a los pacientes una alternativa en centros propios, centros vinculados y centros concertados

Francina Armengol, presidenta del Ejecutivo balear.
Baleares aprueba la norma que limita la espera para acceder a su sanidad
sáb 20 octubre 2018. 12.50H
Redacción
El Gobierno de Baleares ha aprobado este sábado el decreto de garantía de demora mediante el cual se establecen los plazos máximos en los que todo usuario de la sanidad pública de las Illes Balears tiene derecho a recibir la asistencia sanitaria especializada programada y no urgente que le hayan prescrito.

Con la entrada en vigor de este decreto se crea un sistema que garantiza que, en caso de incumplimiento de los plazos, el Servicio de Salud de las Illes Balears tiene que ofrecer a los pacientes una alternativa en centros propios, centros vinculados a la red pública y en centros concertados para que puedan recibir la asistencia sanitaria indicada.

La asistencia sanitaria especializada programada y no urgente incluye las primeras consultas externas, las primeras pruebas diagnósticas, las intervenciones quirúrgicas y las segundas consultas diagnósticas.


Los tiempos de espera 


Los plazos máximos en los que se tiene que prestar la asistencia sanitaria especializada programada y no urgente son desde 180 días naturales para los procedimientos quirúrgicos a 60 días naturales para primeras consultas externas.

También se contemplan los 60 días naturales para la realización de pruebas diagnósticas y los 180 días naturales para las segundas consultas diagnósticas derivadas de una primera consulta. Una disposición que se regula por primera vez en las Illes Balears, ya que no estaba incluida en el anterior decreto de garantía de demora, derogado por el Partido Popular durante la pasada legislatura.

Si se superan los plazos máximos establecidos en este decreto, el paciente tiene derecho a solicitar al Servicio de Salud su aplicación.


Plazo de diez dias para aceptar el servicio


Para hacer efectivo su derecho, los pacientes tienen que presentar la solicitud correspondiente al centro hospitalario en cuya lista de espera estén registrados.

Una vez presentada la solicitud y comprobado que, efectivamente, se ha incumplido el plazo máximo, el Servicio de Salud de las Illes Balears dictará y notificará una resolución en el plazo de 10 días, en la cual tiene que indicar a la persona interesada el derecho a recibir la asistencia en un centro propio, vinculado a la red pública (Sant Joan de Déu y Cruz Roja) o concertado.

El paciente tendrá un plazo de 10 días para aceptarlo. Una vez el paciente decide, el Servicio de Salud está obligado a prestar de manera efectiva la asistencia sanitaria en el centro ofrecido y a pagar los gastos —si los hubiera— derivados del procedimiento en el centro sanitario vinculado a la red pública o concertado.

La Conselleria de Salud publicará anualmente los datos relativos a los gastos derivados de la asistencia sanitaria en estos centros concertados o vinculados a la red pública.

Este decreto entra en vigor el día siguiente al de su publicación en el BOIB, excepto la regulación de los plazos máximos para una segunda consulta que, vista la necesidad previa de adecuar la estructura organizativa del Servicio de Salud, se implantará de forma progresiva hasta el 1 de enero del 2019.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.