Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Autonomías > Asturias

Las 'nuevas' listas de espera destapan 3.000 pacientes más en Asturias

El Sespa comienza a publicar la lista de espera no estructural, que crece mientras la 'oficial' disminuye

El gerente del Sespa, José Ramón Riera, y el portavoz de Podemos en Asturias, Andrés Fernández Vilanova.
Las 'nuevas' listas de espera destapan 3.000 pacientes más en Asturias
Redacción
Martes, 21 de marzo de 2017, a las 11:00
El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha comenzado a publicar desde el pasado fin de semana los datos relativos a la lista de espera “no estructural”, esto es, aquella que integran los pacientes que rechazan la derivación a un hospital para ser operadas o que, por otra razón, no pueden ser intervenidos. En total la publicación ha aflorado un total de 3.000 nuevos pacientes que hasta ahora no eran computados en la lista de espera ‘oficial’.
 
En concreto, se trata de 1.733 personas que rechazaron cambiar de hospital y otras 1.230 que por razones clínicas no pudieron ser programadas para su intervención quirúrgica. El gerente del Sespa, José Ramón Riera, se había comprometido a publicar estos datos, después de que desde Podemos y asociaciones de pacientes se hubiese comenzado a denunciar la existencia de una “lista negra” de pacientes en espera quirúrgica.
 
Por lo demás, los datos de lista de espera estructurales, arrojan una reducción de unas 700 personas entre los meses de enero y febrero, quedando en 17.917 personas. Sin embargo, el portavoz de Podemos, Andrés Fernández Vilanova, denuncia que ese descenso se ha conseguido “al golpe de teléfono”, mediante llamadas de última hora que terminan en el rechazo a la derivación por parte del paciente y hacen que éste, por tanto, salga de la lista estructural.
 
“El número de personas que rechazan derivación a un centro alternativo se ha duplicado entre 2016 y 2017, pasando de 768 pacientes, a 1773”, destaca Fernández Vilanova. Un aumento semejante a la reducción de la lista de espera. Según el referente de Podemos en materia de sanidad en Asturias, “gran parte de la disminución no es real, porque se produce a golpe de llamada telefónica, convirtiendo pacientes estructurales en lista negra”.

Por su parte, Cristina Coto, presidenta y portavoz de Foro Asturias, asegura que “se confirma lo que llevamos denunciando desde 2013, que a los pacientes que rechazan las derivaciones a otro centro se les saca de la lista de espera y se les mete en un cajón”.