Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Asturias

La Junta rechaza la ley del PP sobre garantías de prestaciones sanitarias

PSOE, IU y Podemos han hecho decaer el proyecto, Foro se ha sumado a la iniciativa, mientras que C's se ha abstenido

Armando Fernández (C's); Cristina Coto (PP); Andrés Fernández (Podemos); y Carmen Eva Pérez (PSOE).
La Junta rechaza la ley del PP sobre garantías de prestaciones sanitarias
Redacción
Viernes, 03 de junio de 2016, a las 12:30
Los votos desfavorables de PSOE, IU y Podemos han hecho decaer el proyecto de ley del Partido Popular sobre garantías de prestaciones sanitarias al entender que persigue la privatización de la sanidad asturiana. Solo Foro se ha sumado a la iniciativa, mientras que Ciudadanos se ha abstenido en la votación.

El Grupo Parlamentario Popular había pedido en el pleno el apoyo del resto de grupos para sacar adelante una ley de garantías sanitarias que busca "fortalecer los derechos de los usuarios de la sanidad estableciendo una regulación legal que ampare derechos" y que establece la derivación de pacientes a centros médicos privados para aligerar las listas de espera.

La presidenta del PP ha indicado que esas derivaciones a centros hospitalarios de naturaleza privada deben hacerse con "garantías de transparencia y objetividad" tanto en lo económico como en las prestaciones. La iniciativa del PP reclamaba el derecho de recibir un tratamiento, contar con un segundo diagnóstico en caso de enfermedades graves, establecer una duración razonable para poder ser intervenido o realizar pruebas diagnósticas antes de las intervenciones quirúrgicas o el derecho a elegir el médico de familia y pediatra.

Por parte de Ciudadanos, el diputado Armando Fernández Bartolomé, ha manifestado que su grupo estaba de acuerdo con el "espíritu" pero no con la "oportunidad" de la iniciativa, y ha criticado al PP y al PSOE de "programar y contraprogramar" con iniciativas similares para reducir las esperas sanitarias.

La presidenta de Foro y portavoz del grupo en la Junta, Cristina Coto, ha defendido la iniciativa como una forma de "garantizar el carácter prestacional de la salud" y ha cargado contra el deterioro del sistema de sanidad asturiano por las "inaceptables listas de espera y la deplorable gestión" del presidente del Principado, Javier Fernández.

Desde IU, su portavoz Gaspar Llamazares, ha criticado que el PP presente esta iniciativa privatizadora que "no soluciona las listas de espera excesivas" mientras que el Gobierno nacional ha contribuido a que "se hayan desbocado" las mismas.

Para el diputado de Podemos Andrés Fernández Vilanova, la propuesta del PP responde a la "motivación de hacer hueco al mercado privado" en la sanidad pública a través de una "ley de privatización de la espera". "Para resolver el problema de la demora sanitaria, todo lo que no incida sobre la carga de trabajo para disminuir su generación o sobre la capacidad de trabajo es enterrar la basura en el huerto del vecino de al lado", ha ironizado.

Finalmente la diputada del PSOE Carmen Eva Pérez ha recriminado al PP que "pida lo imposible" desde la oposición y ha asegurado que la propuesta del PP supondría "drenar" del sistema público al privado "varias decenas de millones de euros", con lo que se pondría en peligro la sostenibilidad del sistema.