21 de junio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:20
Autonomías > Asturias

Asturias estrena su propio plan contra las adicciones al juego en menores

El objetivo es ofrecer una respuesta coordinada entre todos los colectivos implicados para prevenir la ludopatía

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez.
Asturias estrena su propio plan contra las adicciones al juego en menores
Redacción
Lunes, 05 de marzo de 2018, a las 14:40
Con el objetivo de reforzar las medidas que eviten el acceso de los menores al juego y las apuestas en establecimientos, el gobierno de Asturias ha puesto en marcha el 'Protocolo de menores en materia de juego y apuestas', una iniciativa pionera en España que pretende ofrecer una respuesta coordinada entre los colectivos implicados, según ha explicado el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, durante la presentación del plan. Este protocolo está incluido en el plan de prevención de la ludopatía que el gobierno asturiano está elaborando.

A través de la difusión de una guía que se distribuirá por los diferentes establecimientos, sus objetivos pasan por recoger de manera ordenada y sistemática las actuaciones para la prevención del juego en menores de edad; orientar y coordinar el trabajo de empresas operadoras, policías locales y el grupo de inspección del juego del principado.

El consejero de Presidencia ha explicado se trata de "un sector importante en Asturias" que además "está comprometido con la lucha contra la ludopatía". Es un programa integral “que atiende a los menores en el horario escolar, en sus circunstancias familiares y que hace hincapié en el plan de la Unidad adscrita en materia de juego", según ha explicado.

Todas las medidas, ha explicado, van dirigidas "a imposibilitar por todos los medios que el menor tenga acceso al juego presencial". En cuanto al juego por internet y redes sociales, este protocolo no tiene competencia, aunque "también se está actuando" sobre ello.

Grupo de inspección de juego

El protocolo muestra a los propietarios de los establecimientos cómo deben actuar si tienen la sospecha de que hay un menor jugando. En todos los casos, si el menor se muestra reticente a decir su edad o mostrar su Documento Nacional de Identidad, los propietarios de los establecimientos deberán recurrir a la Policía Local, y en última instancia al grupo de inspección del juego, que lleva 12 años operativo en Asturias.

Este grupo consta de cinco agentes de la Policía Nacional adscritos al Principado de Asturias, que son los encargados de vigilar el cumplimiento de la normativa en materia de juego y apuestas. Para reforzar su labor el Gobierno asturiano ultima un plan inspector que aborda la realidad actual del sector.