Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Autonomías > Aragón

La red de uso racional de fármacos de Aragón cubrirá todo piso asistencial

Sanidad somete a información pública este proyecto, que abarcará también centros privados con actividad concertada

Sebastián Celaya. consejero de Sanidad de Aragón.
La red de uso racional de fármacos de Aragón cubrirá todo piso asistencial
Domingo, 18 de diciembre de 2016, a las 19:20
La formulación de grandes redes de profesionales y pisos asistenciales que determinen el uso racional de los medicamentos y generen protocolos terapéuticos con tal fin es una fórmula que cada vez se extiende más en España. Al proyecto que anunciara hace unos meses la Comunidad Valenciana se suma el de Aragón, con similar naturaleza.
 
A través del Boletín Oficial de región, la Consejería de Sanidad ha anunciado y sometido a información pública el proyecto de orden para creación regulación de una red de uso racional del medicamento y productos sanitarios autonómica, una que va a abarcar “las estructuras de todos los niveles asistenciales y de todos los centros" y dispositivos del Sistema de Salud de Aragón vinculadas”.
 
En ella, se va a crear la ”Unidad de coordinación autonómica de uso racional del medicamento y productos sanitarios de Aragón para el impulso, la coordinación y el seguimiento de todas las actuaciones que el Departamento de Sanidad desarrolle en relación con el uso racional del medicamento y productos sanitarios en el Sistema de Salud de Aragón”, según indica la orden correspondiente, a la que ha tenido acceso Redacción Médica.
 
Bajo el mando de un farmacéutico
 
En esta red, van a estar tanto servicios de farmacia de hospitales como de Atención Primaria, así como centros sanitarios de titularidad pública o privada “con actividad concertada”. Para su coordinación se crea la Unidad de coordinación autonómica de uso racional, cuyo responsable será “un facultativo especialista en farmacia hospitalaria y de atención primaria” y tendrá, entre otras funciones, la promoción de políticas de uso racional y de acciones de formación continuada y “establecer mecanismos de intercambio de información farmacoterapéutica con la industria farmacéutica y con la industria relacionada con productos sanitarios”.
 
Así mismo, dentro de esta unidad se crearán una serie de comisiones para corpartimentalizar su funcionamiento: la Comisión de evaluación de los medicamentos y productos sanitarios en atención especializada, la de información y actualización en farmacoterapia, la de evaluación de medicamentos huérfanos y productos sanitarios en enfermedades raras y las de sector para el uso racional del medicamento y productos sanitarios.

Acceda al proyecto de Aragón