Esto se debe gracias a un acuerdo del Gobierno de Aragón con la Airef

El uso de biosimilares ahorra a Aragón 40 millones en gasto farmacéutico
Vázquez, Asín, Pérez y Fernández, en la presentación de los informes.


10 nov 2022. 14.30H
SE LEE EN 4 minutos
Sanidad ha ahorrado 40 millones de euros en el último año y medio en gasto farmacéutico y aspira a economizar otros 40 millones durante los próximos 18 meses, gracias al uso de biosimilares, entre otras medidas. La reducción del gasto se ha conseguido tras el trabajo conjunto que desarrollan el Gobierno de Aragón y la Airef, que ha permitido a Sanidad adelantar ya una serie de medidas contenidas en el estudio que el Ejecutivo autonómico encargó a la Autoridad Fiscal para mejorar la sostenibilidad de las cuentas públicas.

El Gobierno de Aragón elevó a acuerdo institucional su colaboración con la Airef en marzo de 2020 para revisar el gasto en Farmacia y evaluar además la política presupuestaria y de personal en la Educación no universitaria y el modelo de financiación de la Universidad de Zaragoza. El fuerte impacto que estos tres ámbitos tienen en la calidad de vida de la ciudadanía y su peso en los presupuestos de la Comunidad fueron determinantes a la hora de elegirlos como objeto de un estudio, cuyas conclusiones ha dado a conocer la Airef, tal y como ha recalcado el propio gobierno aragonés..

El fin último de esta colaboración con la Autoridad Fiscal es fortalecer las cuentas públicas y garantizar la prestación de los servicios fundamentales, mejorando los ámbitos de gestión. De hecho, se persigue que el proceso de revisión sea permanente para hacer eficientes las políticas del gasto.


Utilización de biosimilares


Entre las principales medidas que se han aplicado a la farmacia hospitalaria destaca el fomento de la utilización de biosimilares, tanto al inicio del tratamiento como en el intercambio.
Son medicamentos biológicos equivalentes en calidad, eficacia y seguridad a un medicamento biológico original, llamado producto de referencia, que está autorizado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

La introducción de estos fármacos en los casos en los que hay alternativa de biosimilar disponible ha pasado del 68,2 por ciento en el primer trimestre de 2021 hasta el 80 por ciento en la actualidad, de modo que durante este ejercicio solo con el uso de estos medicamentos se ha logrado ahorrar 27,6 millones de euros: 4,5 millones a través de receta y 23,1 millones de euros en hospitales.

También se ha optado por mejorar la eficacia del sistema de registro de precios de compra de medicamentos y por la consolidación de la utilización de mecanismos de agregación o centralización de la contratación u otras técnicas de racionalización, señala el gobierno regional, a lo que añade: "En este mismo sentido, se ha avanzado en la contratación normalizada de forma individual en los hospitales, involucrando a toda la organización y se ha mejorado la transparencia del proceso y los criterios de evaluación".

Asimismo, se ha procedido a una "revisión sistemática de la evaluación de medicamentos y de las condiciones de uso" de los medicamentos evaluados.

También es "relevante" la realización de acciones sistemáticas y periódicas de control y seguimiento de la calidad de prescripción y del gasto en farmacia junto a medidas de corrección en el caso de que se produzcan desviaciones.

El ahorro previsto gracias al uso de fármacos concretos, como los inhibidores de la bomba de protones usados para la acidez gástrica (6,5 millones de euros de ahorro previstos), la mejora de las actuaciones de seguimiento farmacoterapéutico, la revisión y control de la adherencia a los tratamientos en el ámbito de atención primaria (otros 6 millones de margen de ahorro), la adaptación de los sistemas de información o la centralización de compras, entre otras con también acciones sistemáticas que se aconsejan para conseguir mejores resultados.

Las medidas de control se han extendido también a las recetas de farmacia y a los centros sociosanitarios, para los que ha realizado un plan específico que recoge una Guía Farmacoterapéutica centralizada y homogénea para todos los centros, entre otras actuaciones, apunta el ejecutivo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.