Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Aragón

Celaya destaca el papel de los centros ocupacionales en la sanidad

El consejero ha visitado este lunes el centro ocupacional Atades

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, durante la visita a Atades.
Celaya destaca el papel de los centros ocupacionales en la sanidad
Redacción
Lunes, 25 de septiembre de 2017, a las 19:00
El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, ha subrayado la labor de entidades como Atades en el tratamiento de patologías duales, con motivo de su visita este lunes, 25 de septiembre, al centro ocupacional y residencial Santo Ángel de Atades. Celaya ha destacado la labor que llevan a cabo en este centro para atender a personas con discapacidad intelectual y, especialmente, para el tratamiento de la patología dual, cuando esta discapacidad convive con alguna enfermedad psiquiátrica.

En salud mental, organización y Administración están trabajando conjuntamente para mejorar los canales de comunicación que repercuta en una mejor atención de los pacientes cuando tengan que acudir al sistema sanitario por este tipo de problemas, ha dicho.

En esta área, el presidente de Atades ha anunciado que esta entidad va a crear una Unidad de Intervención Breve para personas con discapacidad intelectual y trastorno de la conducta. Según ha detallado, será una unidad pionera en Aragón de atención para personas que presentan discapacidad intelectual y enfermedad mental en fase aguda o trastorno grave de conducta, que requieren atención especializada.

Reintegración

Esta unidad está prevista como soporte residencial de dos a seis meses hasta dos años con el objetivo de la reintegración al medio comunitario previo, una vez estabilizada la sintomatología y mejorando en sus competencias biopsicosociales.

Contará con programas de atención psiquiátrica, de salud, de habilidades personales, ocio, vida autónoma y formación para el empleo, y con un equipo multidisciplinar compuesto por médico psiquiatra, psicólogo, educador social, terapeuta ocupacional, trabajador social, enfermero, cuidadores, todos ellos con formación específica en discapacidad intelectual y salud mental. Tendrá 20 camas y su apertura está prevista para el próximo año.