24 de julio de 2017 | Actualizado: Lunes a las 18:10
Autonomías > Andalucía

Salud avala su plan de listas de espera y niega el "maquillaje" de Podemos

La comisión la forman más de 30 profesionales de 17 áreas de conocimiento diferentes

Aquilino Alonso, consejero de Salud, durante una visita a un centro hospitalario.
Salud avala su plan de listas de espera y niega el "maquillaje" de Podemos
Redacción
Jueves, 09 de marzo de 2017, a las 18:10
El consejero andaluz de Salud, Aquilino Alonso, ha recordado este jueves que la comisión de profesionales que actualmente analiza la situación de las listas de espera en Andalucía está trabajando en el análisis de los plazos de respuesta asistencial, las mejoras de la gestión y la variabilidad clínica, así como en la mejora de la eficiencia y la potenciación de buenas prácticas, frente al diputado de Podemos Andalucía, Juan Antonio Gil, que denuncia "ingeniería estadística" para "maquillar" las listas de espera del Servicios Andaluz de Salud (SAS).

Además, Aquilino Alonso ha indicado que se están analizando medidas de organización relativas a la revisión de los circuitos asistenciales o el seguimiento de la gestión de cola de la lista de espera. El titular de Salud ha recordado que dicha comisión fue creada a finales de noviembre de 2016 y está constituida por un grupo multidisciplinar de profesionales, participando también en la misma las sociedades científicas, los colegios profesionales y expertos de reconocido prestigio y liderazgo clínico y de gestión. En concreto son más de 30 profesionales de 17 áreas de conocimiento diferentes.

Asimismo, Aquilino Alonso ha indicado que de forma paralela a los trabajos de esta comisión, desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se está realizando un plan de actuación individualizado para todos aquellos centros en el que se contemplan aspectos como incremento de profesionales o la remodelación y ampliación de las áreas del bloque quirúrgico, reanimación y cuidados críticos.

En lo que se refiere al área de consultas de especialidades también se están analizando diferentes indicadores como son: la distribución del número de pacientes de primeras visitas procedentes de Atención Primaria, el número de consultas totales, por especialidad y de los centros del mismo grupo, a fin de alcanzar el máximo de eficiencia de las agendas.

Aquilino Alonso ha subrayado además que se están analizando asimismo los porcentajes de pacientes que no acuden a las citas, con el objetivo "de programar las agendas de forma adecuada".

En relación a las pruebas diagnósticas se mide y analiza el número de estudios por equipo diagnóstico, entre los centros de similar complejidad, para valorar la eficiencia de los mismos, así como los criterios de inversión en nuevas tecnologías y los procedimientos terapéuticos y diagnósticos que pueden incidir en la mejora de los tiempos para las pruebas diagnósticas.

Igualmente, Alonso indica que entre los contratos programas firmados anualmente entre el SAS y los centros asistenciales se incorporan objetivos dirigidos a mejorar la gestión de las listas de espera. Estos objetivos están relacionados con el cumplimiento de los plazos de respuesta asistencial garantizados y con la gestión de listas de espera para intervenciones quirúrgicas, consultas y pruebas diagnósticas.

Además, el consejero de Salud ha recordado que "con la misma finalidad de mejorar la gestión de las listas de espera, se realiza un análisis permanente de las reclamaciones y sugerencias de los pacientes". Como consecuencia de las mismas, se realiza una petición de informe al centro directivo correspondiente a fin de valorar la situación motivo de la queja o reclamación y poner en marcha las medidas que permitan resolver el problema de forma inmediata.

"Mirar para otro lado"

Como ha denunciado Gil, estas prácticas "desvirtúan" el sentido clínico de la sanidad pública, porque "ya no se trata de atender a los pacientes para intentar resolver su problema, sino de cumplir un objetivo estadístico". En este sentido, ha pedido al Gobierno andaluz que "deje de mirar para otro lado, dimensionen el problema y presenten propuestas para dar respuesta asistencial con la implicación de los profesionales de la sanidad".

"Dejen de contemplar admirativamente la joya de la corona y de ocultar sus deficiencias", ha espetado Gil, quien ha censurado que el actual modelo de gestión sanitaria "aunque siga siendo gratuito y universal castiga a quien menos recursos tiene obligando a la ciudadanía a soportar largas listas de espera ante la imposibilidad de acceder a consultas privadas en casos de urgencia".