19 dic 2018 | Actualizado: 20:20

Recentralizar la sanidad, sobre la mesa del PP si quiere gobernar Andalucía

La entrada de VOX en el Parlamento de Andalucía abre la posibilidad a que sus intenciones sanitarias se materialicen

Juan Manuel Moreno Bonilla, candidato del PP en Andalucía, celebrando su victoria, tras conocerse los resultados electorales.
Recentralizar la sanidad, sobre la mesa del PP si quiere gobernar Andalucía
dom 02 diciembre 2018. 22.50H
La propuesta sanitaria del PSOE sufre un duro revés en las elecciones andaluzas al sumar tan solo 33 años escaños, 14 menos, donde VOX entra en el Parlamento Andaluz con 12, propiciando así la llave para gobernar a la derecha. El Partido Popular consigue 26 parlamentarios, siete menos que en 2015, mientras que Ciudadanos aumenta hasta los 21 escaños, 12 más. Adelante Andalucía reduce también su presencia en escaños hasta los 17, quedando relegado hasta la cuarta posición en el Parlamento Andaluz, según los resultados electorales.



Estos números hacen muy difícil que el proyecto sanitario socialista vuelva a reeditarse, abriéndose a partir de ahora un proceso de negociación entre los grupos parlamentarios PP, Ciudanos y VOX (59 escaños). La suma de estos, por primera vez en 36 años de gobierno socialista, propiciaría en principio un cambio de gobierno, que haría presidente a Juan Manuel Moreno Bonilla. Para lograr ese pacto habrá que atender a una de las peticiones que VOX trae consigo en su programa electoral: devolver las competencias sanitarias al Estado.

Tanto el PP y Ciudadanos abogan por acabar con las subastas farmacéuticas 



Con ello, el partido presidido por Santiago Abascal y liderado en Andalucía por Francisco Serrano, quieren conseguir “una tarjeta sanitaria única, calendario de vacunación único, gestión integral de las listas de espera y cartera de servicios única en todo el territorio nacional”.

Además, según reza en su programa electoral nacional -no ha existido un programa autonómico-, VOX quiere "suprimir en la sanidad pública las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud (cambio de género, aborto…); las vacunas infantiles serán obligatorias y gratuitas; o la eliminación del acceso gratuito a la sanidad para inmigrantes ilegales y copago para todos los residentes legales que no tengan un mínimo de 10 años de permanencia en nuestro suelo". 

Acabar con las subastas farmacéuticas 


Las propuestas que hace el partido de extrema derecha deberán de ser atendidas por el PP, si quiere sumar los votos suficientes que le permitan implantar su ideario sanitario en Andalucía. Su proyecto en sanidad, según defendió María Corredera, representante del PP de Málaga en el Foro de Sanidad del Partido Popular Andaluz, en el debate sanitario organizado por Redacción Médica, va en caminada hacia la eliminación de la subastas farmacéuticas; aumentar el número de médicos y el número de enfermeros por mil habitantes en Atención Primaria; y la regularización de las oposiciones en sanidad cada dos años.

Por su parte, Isabel Albás, portavoz de sanidad de Ciudadanos Andalucía y candidata por Córdoba, defendió un nuevo modelo de gestión sanitaria, en el que los puestos de libre designación estén “por encima del nivel 30, garantizando los principios constitucionales de “igualdad, mérito, y capacidad”. Sobre subastas, Ciudadanos aboga por crear una comisión de farmacia autonómica con profesionales, gestores y pacientes. 

En este sentido, VOX  aboga por defender un establecimiento de "un Sistema de Compras centralizado, mediante el uso de Internet, que permita optimizar la eficiencia y la garantizar la transparencia de las
decisiones económicas". 

En definitiva, la incertidumbre para predecir cuál será el rumbo que tome la sanidad andaluza dependerá en gran medida de que la derecha logre llegar a un acuerdo. Futuro que se irá desvelando en los próximos días.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.