Se estima que 120.000 andaluces padecen esta enfermedad, con una incidencia creciente

Andalucía compra 1.600 reactivos para la detección precoz del alzheimer
La consejera de Salud y Consumo de la Junta, Catalina García, en su visita al Centro de Día de AFA Vitae.


21 sep 2022. 20.00H
SE LEE EN 5 minutos
Andalucía compra 1.600 reactivos de biomarcadores específicos para la detección precoz del alzheimer. Así lo ha anunciado la consejera de Salud y Consumo de la Junta, Catalina García, en su visita al Centro de Día de AFA Vitae (Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer) de San Fernando, en Cádiz.

Coincidiendo con el Día Mundial del Alzheimer 2022, García ha presentado las principales líneas de trabajo que está desarrollando la Consejería dentro del Plan Andaluz de Alzheimer y otras demencias, y de las que este martes tomó conocimiento el Consejo de Gobierno. Así, ha destacado el proyecto para la detección precoz del deterioro cognitivo mediante biomarcadores específicos de Alzheimer en líquido cefalorraquídeo; la nueva línea telefónica para la información a enfermos y familiares, y la puesta en marcha de una campaña divulgativa para la prevención y detección precoz del deterioro cognitivo.

Se estima que 120.000 andaluces padecen esta enfermedad, con una incidencia creciente atendiendo al envejecimiento progresivo de nuestra sociedad. En esta dirección, la titular de Salud ha señalado que es "fundamental" trabajar en su detección precoz en tanto que "el diagnóstico en las fases más incipientes del Alzheimer disminuye el tiempo de incertidumbre diagnóstica, aporta a la persona la posibilidad de tomar decisiones cuando todavía es capaz de hacerlo y favorece la planificación y previsión familiar".

Además, ha añadido, "permite abordajes terapéuticos farmacológicos y no farmacológicos, como la estimulación cognitiva, desde fases incipientes de la enfermedad, tratamientos que pueden aminorar la progresión de la enfermedad, preservando las capacidades de la persona el mayor tiempo posible".

Por este motivo, la Consejería de Salud y Consumo ha mejorado durante este año la accesibilidad al estudio de biomarcadores específicos en líquido cefalorraquídeo para el diagnóstico biológico y precoz de formas preseniles, atípicas, y/o rápidamente progresivas de Enfermedad de Alzheimer, que "ya cuenta con un protocolo, consensuado entre el Plan Andaluz de Alzheimer y el Plan Andaluz de Laboratorios de la Consejería de Salud y Consumo, junto con la Fundación Progreso y Salud, de adquisición y distribución de reactivos para determinación de biomarcadores de esta enfermedad para 1.600 pacientes", atendiendo a la incidencia anual estimada de pacientes con estas formas de presentación de la enfermedad, ha detallado Catalina García.

En el último trimestre de 2022 y a lo largo de 2023, se adquirirán y distribuirán los nuevos reactivos para el estudio de biomarcadores; se continuará registrando y analizando las incidencias y se elaborará un protocolo final consensuado con el grupo de trabajo del Proceso Asistencial Integrado Deterioro Cognitivo. "La elaboración de este protocolo se hará tras un mínimo de cuatro meses de desarrollo de la vía clínica de proyecto, el análisis de incidencias e inclusión de las mejores pertinentes", ha añadido la consejera.

¿Qué es la Línea Alzheimer?


García ha anunciado también la activación desde ya de la Línea Alzheimer, que informará sobre esta enfermedad, de sus síntomas y fases de evolución, tratamientos, recursos de las asociaciones de familiares y temas legales y sociales, entre otros. Esta línea parte de un núcleo de 274 preguntas base respondidas por profesionales con conocimiento y experiencia en el tratamiento de pacientes con la enfermedad y asociaciones de pacientes.

La titular de Salud y Consumo ha detallado que el pilotaje inicial se está realizando en la provincia de Jaén, y a partir de octubre se hará extensivo al resto de provincias andaluzas hasta su total implantación en un tiempo máximo de dos meses.

Asimismo, la consejera ha informado del desarrollo de una campaña divulgativa sobre la importancia de la detección precoz del deterioro cognitivo de etiología neurodegenerativa. Dirigida a profesionales sanitarios, especialmente de Atención Primaria, a las personas mayores y su entorno y a las personas con responsabilidad en la administración pública, la campaña pone el acento en las diez señales de alarmas ante las que habría que consultar al médico, tales como olvidar hechos o información reciente importantes, tener dificultades para realizar tareas cotidianas o para encontrar las palabras correctas.

La segunda campaña divulgativa, bajo el lema Recuérdalo hoy para no olvidarlo mañana, se centra en identificar los doce factores de riesgo modificables sobre los que la Comisión Lancet señaló recientemente su evidencia científica. Entre estos factores se encuentran aumentar la educación, prevenir y tratar la pérdida de audición; abandonar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol o evitar la soledad y el aislamiento social.

Finalmente, García ha trasladado el "compromiso firme" de la Consejería de Salud y Consumo de seguir trabajando con la Consejería de Integración Social, Juventud, Familias e Igualdad y la Confederación Andaluza de Federaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias, para continuar avanzando en el Plan Andaluz de Alzheimer, que tiene como objetivo la normalización, prevención, potenciación del diagnóstico temprano, formación y asesoramiento, atención social y sanitaria coordinada en torno a cada persona, apoyo a las personas cuidadoras, familiares, fomento de la investigación biomédica, social y sanitaria y mejora de los registros y sistemas de información.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.