Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > Andalucía

Andalucía aprueba el nuevo Plan de Inspección de Servicios Sanitarios

Se estructura en diez líneas rectoras que establecen las directrices a seguir

Marina Álvarez, consejera de Salud.
Andalucía aprueba el nuevo Plan de Inspección de Servicios Sanitarios
Redacción
Jueves, 22 de febrero de 2018, a las 18:50
La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía aprobará el Plan de Inspección de Servicios Sanitarios en el que se definirán los programas generales y específicos a realizar durante el próximo año. Este documento tiene el objetivo de garantizar el derecho a la protección de la salud de todos los ciudadanos y residente en la Comunidad Autónoma durante 2018.

El Plan Anual de Inspección de Servicios Sanitarios del 2018, desarrollará para este ejercicio las funciones de inspección de acuerdo con las disposiciones establecidas en el Primer Marco Director 2017-2019. El Plan se estructura en las diez líneas estratégicas del marco de referencia. La primera es la atención a los derechos y expectativas del ciudadano, entendiendo que se debe prestar la ayuda a todos por igual. El segundo punto es la evaluación y control de la atención sanitaria prestada en centros, servicios y establecimientos sanitarios públicos y privados con el objetivo de que todo esté bajo las directrices que establece la Consejería.

La tercera línea tiene que ver con la evaluación y control de las prestaciones farmacéuticas, desde la atención, la verificación de la normativa en cuanto a la adquisición de productos, hasta la detección de las áreas en las que se puede producir una mejora del sistema. El cuarto punto es en relación a la valoración y resolución de la capacidad funcional de las personas en relación con su salud laboral, en el que se tomarán acciones para determinar las incidencias de la IT en la mayoría de categorías del departamento.

Asimismo, el plan establece que se debe ofrecer asesoramiento y soporte técnico a centros, servicios, unidades, profesionales y ciudadanos en la medida que lo necesiten, para ofrecer la mejor atención posible. La sexta línea de actuación hace referencia a la evaluación de programas y planes de salud, procesos de atención sanitaria y prestaciones sanitarias.

El séptimo punto busca la colaboración en la evaluación de investigación del medicamento, verificando el cumplimiento de la normativa. En este sentido, la octava línea tiene que ver con la búsqueda activa en la lucha contra el fraude y/o los delitos contra la salud pública, en el que se efectuarán denuncias de las actividades no autorizadas y se controlará el uso de los recursos sanitarios inadecuados.

El penúltimo punto tiene que ver con la gestión del conocimiento y la calidad de la evaluación. Finalmente, la décima línea de actuación quiere impulsar el desarrollo profesional de la inspección de los servicios sanitarios, manteniendo y actualizando el mapa de las competencias, y habilitando la capacitación profesional.